12 pruebas de 100: Comerciantes de la terminal Minerva rechazan ser sometidos a pruebas de coronavirus

La mayoría de los comerciantes del mercado de la terminal Minerva se opusieron a las pruebas rápidas y rechazaron los hisopados.

Personal de Salud llegó al mercado terminal Minerva, zona 3 de Xela, para hacer pruebas a los comerciantes. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Personal de Salud llegó al mercado terminal Minerva, zona 3 de Xela, para hacer pruebas a los comerciantes. (Foto Prensa Libre: María Longo)

De 100 pruebas rápidas de covid-19 que llevaba el Centro de Atención Permanente (CAP) de Quetzaltenango para los comerciantes del mercado terminal Minerva, solo doce se utilizaron porque los comerciantes rechazaron los hisopados.

El personal de salud pensó que la demanda sería alta y de ser necesario tenían disponibles más pruebas.

A las 9.30 horas del jueves 17 de septiembre, cuatro integrantes del personal de salud llegaron a la 7a. calle, terminal Minerva, zona 3 de Xela. Iban acompañados de agentes de la Policía Nacional Civil y elementos del Ejercito; el propósito era hacer hisopados a los comerciantes del mercado para identificar la mayor cantidad posible de casos covid-19.

El personal del CAP tenía disponibles 100 pruebas para la terminal Minerva. (Foto Prensa Libre: María Longo)

El primer inconveniente fue el incumplimiento de la Municipalidad de Quetzaltenango con lo solicitado por Salud, de acuerdo con Salvador Soto, director del CAP.

“Habíamos pedido un biombo, porque necesitamos cierta privacidad en la toma de muestras, sin embargo no está. Espero que lo consigan, además como es algo voluntario habíamos quedado que iban a coordinar para que los diferentes sectores de la terminal acudieran al hisopado, para tener un muestreo y ver cómo estamos en el mercado”, dijo Soto.

En substitución al biombo, la comuna colocó un nailon negro.

Ante la falta de voluntarios para hacerse las pruebas, inspectores municipales se acercaron a comerciantes para tomarles la temperatura; iniciaron con una pareja de jóvenes que se encontraba en una venta de frutas. Según los empleados de la comuna la mujer tenía 38 grados de temperatura corporal, a causa del resultado le pidieron que se llevará a cabo la prueba. La joven empezó a llorar.

Mientras se dirigía al lugar de las pruebas, una comerciante la encontró y aseguró que era su tía y que no permitiría que le hicieran el hisopado. Otros comerciantes se unieron al rechazo y se originó una disputa.

Algunos vendedores optaron por cerrar sus ventas y retirarse, mientras otros se aglomeraron para gritar y rechazar los hisopados, incluso lanzaron frutas y bolsas de agua.

En medio de la disputa y el conflicto, Héctor Saldaña, un vendedor de frutas, accedió a hacerse la prueba. El resultado fue negativo, y 11 comerciantes más lo imitaron.

Saldaña invitó a sus compañeros a acceder a los hisopados, para conocer su estado de salud, relató que el examen médico es un poco molesto pero necesario.

Los inconformes aseguran no estar enfermos, que desconfían de la certeza de las pruebas y que los hisopados solo dañarían la imagen del mercado.

Vendedores informales de la 7a. calle, terminal Minerva, se aglomeraron y rechazaron las pruebas. (Foto Prensa Libre: María Longo)

De acuerdo con el CAP, en total se llevaron a cabo 12 pruebas en la terminal Minerva, 11 con resultado negativo y una positiva. De las 100 pruebas que el personal llevaba, no utilizaron 88 debido al rechazo de los vendedores.

Diego Álvarez, Director de Abastos, informó que en la Terminal Minerva hay al menos 1 mil 600 locatarios y 1 mil vendedores informales. Agregó que desde las 6 hasta las 17 horas llegan al mercado 2 mil personas.

Mañana las autoridades de Salud harán hisopados en el mercado La Democracia, donde se espera mayor aceptación de los comerciantes.