Estas son las razones por las que padres de familia duermen frente a escuela para inscribir a sus hijos

Sin importar el intenso frío de la temporada, al menos 80 padres de familia se apostaron desde la madrugada del miércoles último frente a la Escuela Oficial Urbana Mixta Los Trigales, en la colonia Los Trigales, zona 7 de Xela, con el objetivo de conseguir un cupo para inscribir a sus hijos; sin embargo, pocos lo podrán hacer, pues en ese plantel ya hay más 777 estudiantes.

Vecinos de varios sectores de Quetzaltenango hacen fila frente a la Escuela Oficial Urbana Mixta Los Trigales, zona 7 de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Vecinos de varios sectores de Quetzaltenango hacen fila frente a la Escuela Oficial Urbana Mixta Los Trigales, zona 7 de Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Eran las 3 de la mañana del miércoles cuando los primeros padres de familias empezaron a llegar para hacer fila frente a la escuela. Con bancos, sillas y algunas frazadas para protegerse del frío, que en esta época puede descender a -0, las personas se llenaron de paciencia, pues saben que las inscripciones serán hasta el viernes y aún no tienen cupo.

De acuerdo con algunos padres de familia, son tres las razones por las cuales hacen fila frente al establecimiento.
También lea: Ambulancia de los Bomberos Voluntarios volcó cuando un tráiler la golpeó
La primera es por la calidad de enseñanza que ofrece la escuela, pues durante décadas se ha caracterizado por tener maestros capacitados.

La segunda gira en torno a una tradición, ya que varias generaciones de vecinos han estudiado en esa escuela y los padres de familias prefieren que sus hijos también lo hagan.

Maximina Valiente, vecina, relató que sus hijos estudiaron en esta escuela y ahora sus nietos también lo harán. “Dos noches tendrá que pasar mi nuera aquí para que pueda inscribir al niño a preprimaria, deberían inscribirlo de una vez si siempre hemos vivido aquí”, comentó.
También lea: Roban equipo en parque navideño de Salcajá, las pérdidas superan los Q100 mil
Una tercera razón es por la ubicación, pues este se ubica entre varios sectores y los vecinos la consideran un lugar cercano para que sus hijos estudien.

Priorizan a vecinos

Para garantizar el acceso a la educación de los vecinos del área donde se encuentra la escuela, los maestros exigen a los padres de familia presentar un recibo de luz, y si alquilan, una carta de los propietarios del inmueble en la que se demuestre que eso es verdad.

Algunos maestros comentaron que se exigen esos requisitos para evitar inconvenientes con los residentes, pues en años anteriores muchos se han quedado sin inscribir a sus hijos debido a la sobrepoblación escolar.

Brenda Zamora, subdirectora interina de la escuela, dijo que la situación es complicada por la gran cantidad de estudiantes que llega cada año. Agregó que para atender la demanda es necesario tener más maestros y mejor infraestructura.
También lea: Cómo un hijo de las víctimas se enteró del accidente en Salcajá por WhatsApp
Además, explicó que se han comunicado con los padres de familia para que estos no lleguen con mucho tiempo de anticipación al día de la inscripción, pero insisten en hacer fila y dormir en la calle durante varias noches.

“Esta es una de las escuelas que tiene demasiados estudiantes, estamos superpoblados. Mientras los padres hacen cola ofrecen que van a gestionar maestros y van a colaborar con construir aulas, pero eso no es algo que suceda de la noche a la mañana”, dijo Zamora.

Añadió que no pueden negarle la educación a nadie y reciben a niños de otros sectores, pero los vecinos que se quedan sin cupo se molestan.

Le puede interesar

>  Compartieron una cena con personas de escasos recursos para despedir el 2018
> Señalan a concejal de chocar en estado de ebriedad

> Fuga de agua deja sin servicio a cientos de familias en la zona 1

0