Exalumnos de la Encod se reencontrarán en una caminata por los 75 años de fundación

El sábado empiezan las actividades por las Bodas de Diamante de la Escuela Nacional de Ciencias Comerciales de Occidente Sección Diurna (Encod), y exalumnos esperan revivir las anécdotas de su época de estudiantes.

Exalumnos se reunirán en diferentes actividades para revivir anécdotas en la escuela. (Foto Prensa Libe: María Longo)
Exalumnos se reunirán en diferentes actividades para revivir anécdotas en la escuela. (Foto Prensa Libe: María Longo)

Después de 30 años, Óscar Boj, Marta Eulalia Estrada y Aníbal Mendoza, exalumnos de la Encod, se reencontraron para conmemorar los 75 años de fundación del establecimiento educativo, al que recuerdan como la escuela nómada, ya que tuvo siete sedes antes de ubicarse en el edificio actual.

“La escuela ha tenido diferentes establecimientos y techos que albergaron a los estudiantes desde 1944 hasta la fecha, recordamos que el primer edificio fue donde hoy está la cárcel de mujeres, conocido como la mansión de don Eusebio Ibarra, comúnmente llamado Don Chevo”, dijo Estrada, secretaria de la junta directiva de exalumnos.  Agregó que las instalaciones actuales se lograron por una lucha de catedráticos y alumnos.

De acuerdo con Estrada, quien fue viceministra de relaciones exteriores y embajadora de Noruega, con la organización de la celebración se percataron que existen varios exalumnos que merecen ser reconocidos por el trabajo que han hecho en beneficio del país.

“Hay muchos exalumnos que han trascendido a nivel nacional e internacional, gente importante que hoy es empresaria o que son líderes que han aportado a la sociedad, por esta razón los invitamos a postularse para una actividad de exalumnos distinguidos”, indicó Estrada.

Los exalumnos han organizado una serie de actividades culturales, sociales y deportivas desde enero hasta mayo del 2019, mes en el que se conmemoran los 75 años de la fundación.

Lea además: 40 respuestas a preguntas sobre las elecciones en Guatemala 2019

El primer evento será el sábado y consiste en una caminata a partir de las 14 horas. Los organizadores informaron que los grupos saldrán de las actuales instalaciones de la escuela, en la 5a calle de la zona 3, así como de la Escuela Antonia de Marure, en El Calvario, y del Instituto Werner Ovalle López.

Posteriormente llegarán al parque central, donde la municipalidad de Quetzaltenango entregará un reconocimiento a la escuela; además, se presentará el convite Luna de Plata y la marimba de  Gobernación Departamental.

Boj, vocal de la junta directiva de exalumnos, relató que la convocatoria se ha hecho por medio de las redes sociales y hasta ahora han confirmado unos tres mil exalumnos. “Desde ya hacemos la invitación porque las actividades son organizadas con mucho cariño para todos”, agregó.

Los tres exalumnos son de la promoción 1980 – 1982 y fueron los primeros en habitar el edificio actual, algo que consiguieron con esfuerzo y protesta.

Integrantes de la junta directiva de exalumnos organizaron actividades para conmemoral los 75 años de la escuela. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Me recuerdo cuando nos trasladamos a este edificio, por alguna razón las autoridades educativas no entregaban el nuevo edificio, la junta directiva de estudiantes decidió que nos íbamos a trasladar, cada uno tomó su escritorio y nos venimos caminando desde el Instituto Werner Ovalle López hasta aquí, nos sentamos frente al edificio hasta que nos abrieron las instalaciones”, recuerda Boj.

Agregó que al llegar al edificio faltaban pizarrones y algunos estudiantes no tenían escritorio, por lo que debían sentarse en bloc o en el suelo. “Así fue como comenzó la escuela en este edificio”, dijo.

Para Mendoza, vicepresidente de la junta directiva, en el aspecto pedagógico la escuela ha mejorado, aunque sus instalaciones no lucen bien. “Fue en el edificio actual donde se empezó a trabajar con computadoras, se vio la evolución tecnológica, pero al ingresar el año pasado nos dimos cuenta de que está totalmente abandonada por el descuido de los gobiernos”.

Agregó que se observa una decadencia en las organizaciones estudiantiles. “Estaba analizando que la incidencia de las organizaciones estudiantiles hicieron efectivo el logro de la escuela, en tiempos de la guerra interna los estudiantes se manifestaban de una forma más fuerte, organizada y con mayor incidencia política”.

Concluyó que la escuela significa varios recuerdos y “lo mejor de mi vida” como estudiante y como persona. “Recuerdo que cuando la estrenamos le decíamos el elefante blanco pero es triste ver que ahora es un elefante gris por el descuido. Uno de los objetivos de la junta directiva de exalumnos es ver que le podemos dejar al establecimiento”, aseguró.

Contenido relacionado:

Alumnos y exalumnos del Cunoc exigen pago de salarios para catedráticos e incremento presupuestario

Exalumnos se organizan para reparar instalaciones del Invo

Supervisor de Educación de Quetzaltenango lucha por ser restituido

 

 

 

 

0