Gobierno se retracta de construir Parque Bicentenario en Xela luego de que vecinos se opusieran al proyecto

Vecinos indicaron que no están en contra de la inversión pública, pero según ellos, el proyecto del Parque Bicentenario está mal planteado.

Organizaciones reúnen firmas como parte del rechazo a la construcción de Parque Bicentenario en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Organizaciones reúnen firmas como parte del rechazo a la construcción de Parque Bicentenario en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

La Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia emitió en redes sociales un comunicado relacionado con los Parque Bicentenario con lo que el gobierno pretende crear puntos de encuentro, que promuevan la recreación, la cultura, la convivencia armónica y el deporte.

Añade que para “no abonar más a la polémica, ya no se construirá el proyecto en Quetzaltenango y se trasladará a otro departamento”

Según el gobierno, las actividades en torno al Bicentenario por la Independencia son una buena ocasión para que, como guatemaltecos, conversemos sobre el país que merecemos: “una Guatemala que prospera, con mayores oportunidades para todos”.

Afirma que con la construcción de los Parques Bicentenario, además de dar cumplimiento al mandato constitucional, el gobierno busca crear puntos de encuentro, que promuevan la recreación, la cultura, la convivencia armónica y el deporte.

Señala que para hacer posible este tipo de proyectos, es fundamental el trabajo conjunto con las autoridades locales y la población.

Destaca que el anuncio de la propuesta de construcción del Parque en Quetzaltenango fue objeto en los últimos días de “una gran cantidad de mensajes con información manipulada que no refleja en su justa dimensión, la importancia de estos espacios para el desarrollo de nuestra sociedad”.

Agrega que: “Los parques Bicentenario tiene una planta de diseño típica que incluye elementos comunes como teatro al aire libre, biblioteca, salón de reuniones, museo arqueológico, gimnasio al aire libre, terraza y áreas verdes, lo que incluye el respeto al entorno natural a donde se ubiquen”.

Asegura que coherentes en la intención de avanzar en la unidad nacional, decidieron no abonar más a la polémica y destinar la inversión que se había anunciado hacia otra ubicación en el interior del país, donde según el gobierno, la población y autoridades locales deseen formar parte de este “proyecto que busca sentar las bases para la construcción de un país diferente, que vea hacia el futuro, la Guatemala que todos merecemos”.

Rechazo en Quetzaltenango

El gobierno se retracta de esto en proyecto en Quetzaltenango, luego de que vecinos se opusieron a la obra de Q25 millones porque implicaría tala; además, opinaron que sería una inversión innecesaria e infructuosa.

El pasado 19 de marzo, el Concejo de Xela aprobó la donación de 16 mil metros cuadrados al Estado de Guatemala para la construcción del Parque Bicentenario, para el cual el Ministerio de Cultura y Deportes erogaría Q25 millones.

El área donde se haría la obra está en el Zoológico Minerva, zona 3 de Xela, y tiene un bosque.

Ante la noticia de la construcción del parque, surgió en redes sociales la etiqueta #NoAlParqueBicentenario y otras acciones de rechazo. Varios quetzaltecos indicaron que se oponían a que eliminaran árboles por el proyecto.

Recolección de firmas

Una de las medidas surgió por el Colectivo Vos, que junto a otros colectivos reunieron firmas para que el Concejo reconsiderara la decisión y que junto al Gobierno de Guatemala replantearan el proyecto.

“No nos oponemos a las inversiones que se quieren hacer en la ciudad de Quetzaltenango, nos oponemos a proyectos que no tienen un aval de la sociedad y un aval técnico que pruebe que sea algo que desarrolle al municipio. No se trata de eliminar el proyecto, pero sí de modificarlo”, explicó Ángel Polanco, integrante del Colectivo Vos.

El propósito de las firmas era que el Concejo anulará el acuerdo municipal en el que se seden los terrenos de Quetzaltenango al gobierno, y que en el proyecto se tomara en cuenta la participación ciudadana por medio de diferentes propuestas, y que en un cabildo abierto se decidiera por el proyecto adecuado.

“Como vecinos lo que queremos es ser escuchados no estamos en contra de la inversión pública, pero el proyecto está mal planteado, está propuesto en un área verde, boscosa, de las más importantes de Quetzaltenango. Esta inversión puede ser derramada en parques en muy mal estado y se tiene terrenos municipales en áreas marginales de la ciudad, que es en donde está la necesidad social y la pobreza, es ahí donde se le debe dar tratamiento al gasto público”, expuso Luis Fernando Gómez, uno de los firmantes.

En dos horas se recaudaron 600 firmas en contra del parque.

María Aguilar Velásquez, vecina de Xela, se opuso al parque porque en los últimos años ha observado la deforestación en la ciudad.

“Estamos viendo ya el cambio de clima en la ciudad y es muy importante cuidar los pocos espacios verdes que tenemos, el terreno del Zoológico Minerva es uno de estos pulmones de la ciudad. Hemos visto con esta administración municipal y pasadas como se ha intentado lucrar con el terreno del zoológico, sin darle fondos para la recuperación de los recintos de los animales, solo es querer lucrar sin transparencia”, indicó.

Área donde se pretendía hacer el Parque Bicentenario en Quetzaltenango. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Juan Fernando López, alcalde de Xela, aseguró que el proyecto era parte del desarrollo de la ciudad.

“No vamos a venir y desperdiciar Q25 millones de inversión, pero si todo el pueblo me lo pide claro que lo haría, yo solo soy el administrador, claro que lo haría y le pediría públicamente al presidente una disculpa, también al ministro le pediría una disculpa pública, porque ellos tienen toda la intención de invertir en Quetzaltenango”, indicó el alcalde, quien se enfadó al hablar del tema y no respondió más preguntas.