Jóvenes exponen prototipos tecnológicos para ayudar a personas con discapacidad y optimizar el uso de los recursos naturales

En la tercera edición del Concurso Soy Inventor GT Xela 2019, los alumnos de Quetzaltenango mostraron sus proyectos y lo que pretenden lograr con estos, el evento tiene cinco categorías y los triunfadores podrían obtener una beca universitaria.

Los jóvenes inventores de diferentes centros educativos expusieron sus proyectos y admiraron los de sus compañeros. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Los jóvenes inventores de diferentes centros educativos expusieron sus proyectos y admiraron los de sus compañeros. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Dorian Popa, director ejecutivo del Club Utopia Technology, indicó que este año se fomentó que los participantes se centraran en proyectos que beneficiaran al medio ambiente y a sectores de la sociedad vulnerables.

“Soy Inventor GT a promovido que los centros educativos fomenten la innovación tecnológica, robótica, en un futuro queremos llegar a la inteligencia artificial y que la región del occidente sea productora de tecnología y no solo consumidora”, aseguró.

Jarvis

Este proyecto fue creado por Carlos García Borges, un joven de 18 años, el futuro desea proveer de prótesis a “personas con alguna discapacidad” y de esta forma demostrar que la tecnología puede ayudar a superar obstáculos.

Jarvis, es un robot programado que imita los movimientos de la cabeza, los codos y la contracción de los dedos. “Los movimientos de su brazo derecho pueden ser manipulados por una persona con discapacidad por los sensores que tiene, si se conectaran – los sensores – a un cerebro tendríamos una prótesis perfeccionada”, afirmó el joven.

Carlos García Borge creó a Jarvis en dos meses (Foto Prensa Libre: María Longo)

Agregó que decidió crear a Jarvis porque conoce a personas con discapacidad. “He visto como empresas grandes crean prótesis y por qué no decir yo también puedo hacerlo y ayudar”.

La Alarma

Un grupo de adolescentes de 12 años, diseñó una alarma en forma de mariquita, su objetivo es que esta pueda ser instalada en arboles y “pase desapercibida”, a excepción de cuando una persona este en riesgo, entonces podría tocar al insecto y activar un botón de pánico para pedir ayuda de los vecinos.

Iván Cifuentes y Josué Aquino enseñan el proyecto que hicieron junto a sus compañeros Oliver Cortez y Fernando Cabrera. (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Sirve para la seguridad, probamos la campana y suena hasta el tercer nivel de un edificio, se pretende colocar en un árbol porque nos dan tranquilidad. Teníamos un presupuesto de Q40 pero tuvimos que comprar más cosas”, dijo Josué Aquino, uno de los inventores.

Lea además: Músico quetzalteco vendió sus pertenencias para profesionalizarse en Europa

Recolector de agua

Un grupo de cinco mujeres jóvenes diseñaron este prototipo que busca optimizar el uso de la lluvia. “El agua es súper necesaria para vivir pero aun así la malgastamos, lo que queremos es usarla correctamente sobre todo la de la lluvia, esto se adecúa a viviendas, colegios e instituciones, al recolectar demasiada se podría llevar a donde no les llega el agua”, explicó Sharon Sosa, integrante del grupo.

El recolector de agua fue creado por un grupo de cinco alumnas de tercero básico. (Foto Prensa Libre: María Longo)

La motivación principal de las adolescentes fueron las personas que carecen del recurso, con su invento las jóvenes también demostraron que “mujeres y hombres” pueden incursionar en la tecnología y la ciencia.

“No solo un hombre puede hacer tecnología, la mujer es muy inteligente y tienen las mismas capacidades para lograr las cosas”, afirmó.

Un robot de cartón

Un grupo de jóvenes de 13 años, diseño a Wall-e 2.5, un robot de cartón cuya función es barrer y aspirar, el propósito de su proyecto es reutilizar los desechos.

Creadores de Wall-e 2.5 fabricaron el robot con cartón. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Los inventores relataron que decidieron crear su robot a causa de una actividad en la que reflexionaron sobre el medio ambiente y la forma en la que “se vive” con “tanta basura”.

Pulsera Security

La seguridad es un tema que preocupa a los cuatro jóvenes inventores de la Pulsera Security, por esta razón crearon un dispositivo que permitiría alertar a otros cuando una persona está en situación de vulnerabilidad, además incluyes luces led para alumbrar en la obscuridad y evitar que los peatones “utilicen su celular”, algo que consideran peligroso porque “pueden ser víctimas de un robo”.

La Pulsera Security fue creada por un grupo de estudiantes de segundo básico. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Se espera que la final del concurso se realice los últimos días de mayo de 2019, los finalistas serán 25.

Contenido relacionado

Tecnología ofrece un mejor futuro informático

Robots detectan drenajes colapsados y conexiones ilegales en tuberías

Conozca a Sanbot Elf: el primer robot inteligente que viene a Guatemala

 

 

 

 

 

 

0