Con flores y veladoras piden al agua que haya bienestar, paz y sabiduría en las próximas elecciones

Para conmemorar el jueves de Asunción o Día de la Rogativa, decenas de personas acudieron este 30 de mayo de 2019 a la Laguna de Chicabal, ubicada en San Martin Sacatepéquez, Quetzaltenango, la mayoría de los visitantes entregaron ofrendas florales y encendieron veladoras en el lugar que consideran “santo”.

Alrededor de la laguna los visitantes colocaron flores como ofrenda por sus peticiones. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Alrededor de la laguna los visitantes colocaron flores como ofrenda por sus peticiones. (Foto Prensa Libre: María Longo)

De acuerdo con los pobladores para esta festividad “es común” que llueva, pero el clima no es un obstáculo para que los visitantes caminen hasta llegar a la laguna. Los participantes pidieron por el agua, las cosechas, las nuevas autoridades y otras cosas.

Para  algunas familias el Día de la Rogativa es una tradición que inició hace varias décadas y que se transmite de generación en generación.

Una de estas historias es la de Lázaro Yax, originario de la cabecera departamental de Quetzaltenango y quien desde hace 25 años visita la laguna para encender veladoras y hacer algunas plegarias.

El Día de la Rogativa los visitantes y guías espirituales llevan ofrendas para hacer sus peticiones: (Foto Prensa Libre: María Longo)

“Un amigo me dijo que los Jueves de Asunción había que ir a la Laguna de Chicabal, la ideología era que en esta fecha el señor asciende al cielo y dice voy a preparar algo para ustedes. Yo traigo mis velas para encenderlas y pedir paz, tranquilidad y el bienestar de mi familia, de mis hijos y de mis nietos”, indicó Yax, quien iba acompañado de sus hijos y un amigo.

Varios guías espirituales de diferentes departamentos llegaron a la conmemoración y pidieron por la lluvia, para que no sucedan desastres naturales, que el país tenga una buena cosecha, que las personas con enfermedades obtengan la sanidad, otra petición fue para que la población se alimente de forma saludable y ayude a preservar la cultura del país.

Este 2019 los guías también hicieron peticiones relacionadas con las elecciones,  el clamor fue para que sean electas personas idóneas que no lleguen “a robar” y ayuden al desarrollo de las “comunidades”. Pidieron que “Dios” el “ser supremo” ilumine a la población para saber a quién elegir.

Un grupo de guias espirituales llegaron a la laguna para pedir perdón, agradecer y hacer varias peticiones. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Incluso los guías rogaron por los “ladrones” y el cese de la delincuencia, así como por el “vicio del celular”, que aseguran causa problemas en las familias. Alrededor de la laguna se observaron flores, altares con veladoras, cruces, fuego y personas que hacían su petición.

Lea además: Localizan y rescatan al tercer hombre extraviado en la Laguna de Chicabal

“Venimos a pedir la santa agua para que la cosecha sea abundante y bendecida, Dios es milagroso y derrama abundantes bendiciones, es nuestro deber venir a pedir perdón y bendición para que haya paz, bienestar, salud y gozo en cada uno de los hogares, es importante la Fe. La escritura dice Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; tocad, y se abrirá.”, relató  Anselmo Romero, quien desde hace 50 años visita la laguna el Día de la Rogativa.

La Laguna de Chicabal es considerada como sagrada y no se permite nadar en el lugar. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Para los visitantes la laguna es “sagrada” ya que en el lugar existe la prohibición de nadar. “Es un agua espiritual y bendecida, no es como otras aguas que los habitantes pasan sobre ella, en esta laguna desde hace miles de años el agua está intacta”, afirmó Romero.

Varios vecinos de San Martín Sacatepéquez indicaron que acostumbran a caminar desde su hogar hasta la laguna, en algunos casos no tienen peticiones ni llevan ofrendas pero consideran que es “saludable” visitarla y que “brinda paz” el contacto con la naturaleza.

La mayoría de asistentes eran nacionales y se observaron escasos turistas extranjeros, los que llegaron manifestaron su asombró por los altares y la forma en que los pobladores llevan a cabo las plegarias.

Por varias décadas guías espirituales han visitado el lugar para sus plegarias. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Contenido relacionado

Promueven a Xela como destino turístico para Semana Santa

Lugares de Xela que añoran los quetzaltecos migrantes

Desde hace varias décadas fabrican productos quetzaltecos