Municipalidad de Quetzaltenango declara desastre ambiental ante acumulación de toneladas de basura en las calles

Ante la acumulación de toneladas de basura en las calles, la Municipalidad de Quetzaltenango solicitó la activación del COE para atender la situación, por la que se declaró desastre ambiental.

Publicado el
Toneladas de basura permanecen en calles de la Ciudad de Quetzaltenango, debido a que el servicio de recolección de desechos fue suspendido por la comuna. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)
Toneladas de basura permanecen en calles de la Ciudad de Quetzaltenango, debido a que el servicio de recolección de desechos fue suspendido por la comuna. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

La Municipalidad de Quetzaltenango declaró este lunes 21 de marzo desastre ambiental a causa de la acumulación de toneladas de basura en las calles de la Ciudad Altense, donde, desde hace 21 días el paso al vertedero municipal está bloqueado por pobladores del Valle del Palajunoj, que adversan el POT.

Desde hace 21 días pobladores del Valle del Palajunoj mantienen bloqueado el paso de camiones recolectores de basura que se dirigen al vertedero municipal, lo que ha ocasionado que toneladas de desechos se acumulen en calles y avenidas de Xela.

Los pobladores de 10 comunidades se oponen a la implementación y cobros de algunos arbitrios que están incluidos en Plan de Ordenamiento Territorial (POT), el cual está vigente en la ciudad desde 2017, y algunos aducen que el alcalde Juan Fernando López les ofreció dejar sin efecto esas normativas si ganaba la elección; sin embargo, no lo hizo.

Ante esa situación, este lunes la comuna altense se declaró incapaz de resolver la problemática que, según vecinos, genera altos niveles de contaminación y deteriora el paisaje de la ciudad, y solicitó a Gobernación Departamental que active el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) para atender el problema.

La decisión de la comuna se hizo oficial durante una conferencia de prensa efectuada por la Coordinadora Municipal para la Reducción de Desastres (Comred), en la que participaron el gerente municipal, Amílcar Rivas, el director de la Unidad de Gestión de Riesgos de la comuna, Rony Álvarez,  autoridades de Salud y de Ambiente.

Integrantes del Consejo Municipal de Desarrollo y Consejos Comunitarios de Desarrollo del área urbana de Quetzaltenango le exigen al alcalde Juan Fernando López que “asuma públicamente su responsabilidad por haber generado esta problemática, al ofrecer en su campaña política la derogación del Plan de Ordenamiento Territorial sin medir las consecuencias que esto representaría para el municipio”.

También exigen que López suspenda “sus vacaciones y que ejerza la función municipal de recolección de los desechos sólidos del municipio” y que atienda la exigencia de la población en cuanto a “la suspensión temporal del Plan de Ordenamiento Territorial hasta que se establezca una mesa técnica para reformar los artículos que se prestan para generar la discordia”.

También lea: Comerciantes de Xela se oponen a cierre de mercados y exigen a la comuna que retire toneladas de basura de las calles

El pasado 11 de febrero la Sala Cuarta Civil otorgó un amparo provisional a la Municipalidad de Quetzaltenango para evitar durante una manifestación el cierre de la vía hacia el vertedero municipal que se ubica en Chuicaracoj a 10 kilómetros del casco urbano.

El Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) se pronunció el 4 de marzo pasado respecto a la situación que se vive en la ciudad de Quetzaltenango por la acumulación de basura en las calles.

En un comunicado, el MARN indicó que apoya técnicamente, mediante la Delegación Departamental, a las autoridades municipales ante la acumulación de residuos y desechos sólidos registrados durante la semana.

También lea: “Un gran foco de contaminación”: comuna de Xela declara alerta roja sanitaria por toneladas de basura en las calles

Añadió que se ha recomendado a la Municipalidad que recolecte la basura para evitar más contaminación y que se establezca un centro de transferencia para que funcione como área provisional para recibir los desechos, previo a ser trasladados a un lugar definitivo.

Además, pidió a la población que haga una clasificación primaria de los desechos.