Ocupación hotelera en Xela es más alta en días hábiles

De acuerdo con la Gremial de Hoteles y Restaurantes de Quetzaltenango, la demanda de hospedaje es mayor de lunes a viernes. Según el Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat), en el 2017 los hoteles de esa ciudad recibieron más de 205 mil huéspedes.

Publicado el
Un grupo de turistas llegan a uno de los hoteles a la ciudad altense. (Foto Prensa Libre: María José Longo)
Un grupo de turistas llegan a uno de los hoteles a la ciudad altense. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

Asociados buscan mejorar la calidad del servicio para que los visitantes recomienden hospedarse en Xela, donde la ocupación hotelera se incrementa en días hábiles.

Según el Inguat, de los 205 mil 343 huéspedes que recibieron los hoteles de Quetzaltenango el año pasado, más del 50 por ciento eran turistas nacionales. En total, durante el año se utilizaron 176 mil 752 habitaciones. El índice de ocupación hotelera fue del 34.68 por ciento, 3.32 más que en el 2016.

Las estadísticas también revelan que el 59 por ciento de los visitantes en Quetzaltenango se hospedan en un hotel, un 20 por ciento con familiares o amigos, y el porcentaje restante en otros lugares de alojamiento, incluyendo casas residenciales y vivienda de alquiler o apartamentos.

Daniel Yancor, presidente de la Gremial de Hoteles y Restaurantes de Quetzaltenango, relató que en el departamento sucede un fenómeno peculiar, la demanda en los hoteles y restaurantes es más alta en los días hábiles.

“De lunes a viernes se marca la tendencia en los hoteles y restaurantes de Quetzaltenango, sobre todo por personas que vienen a hacer negocios, la ocupación baja los fines de semana porque aún no se ha consolidado a Quetzaltenango como un destino turístico. Entre semana hay mayor movimiento económico por las personas que vienen a la ciudad”, dijo Yancor.

Añadió que tienen el propósito de que los agremiados y no agremiados se capaciten y conozcan cada vez más sobre las tendencias del mercado para ser un destino competitivo, además de capacitarse para saber cómo sobrevivir a las cadenas hoteleras. 

Asociados buscan mejorar la calidad del servicio para que los visitantes recomienden hospedarse en Xela. (María José Longo)

“Los hoteles no son solo para los ricos, hay personas que vienen a comprar a la terminal y necesitan quedarse en un hotel pequeño, hay hoteles grandes que usan las personas que vienen a Xela vía aérea a comprar propiedades o a hacer negocios, pero todos deben ser un referente, no hay mejor publicidad que la de boca en boca”, resaltó Yancor.

De acuerdo con el Inguat, el 74 por ciento de los visitantes en Quetzaltenango están comprendidos entre 18 y 45 años. El tiempo promedio de estadía de un visitante es de cinco días, el 57 por ciento viaja solo y el promedio de gasto por cada visitante es de Q561.

“Los restaurantes y hoteles son un motor para la economía en la región, cualquier persona que viene a hacer negocios tienen que comer en un restaurante y dormir en un hotel, no hablemos solo de los grandes hoteles”, dijo Yancor, cuya gremial agrupa a 85 restaurantes y hoteles de la ciudad.

Además de los hoteles, Quetzaltenango cuenta con hostales y lugares de hospedaje por parte de las escuelas de español, añadió.

En el 2017 el mes con mayor ocupación hotelera en Quetzaltenango fue octubre, con 19 mil 853 habitaciones ocupadas, seguido de agosto, septiembre, noviembre y diciembre, cuando se ocuparon 15 mil habitaciones.

“El hotel y el restaurante es el lugar donde el visitante pasa una buena parte de su tiempo y atiende sus necesidades básicas, en base a esa experiencia va a construir momentos agradables y le van a dar ganas de regresar o recomendar el destino”, indicó Patricia Rabanales, delegada del Inguat.

Carlos Cruz, representante del Colectivo Gastronómico del Suroccidente, expresó que la demanda en los restaurantes difiere de la de los hoteles, ya que en aquellos no disminuye considerablemente el número de clientes durante el fin de semana.

“En la industria de los hoteles hay un segmento turístico de negocios, de viajeros que vienen de lunes a viernes, considero que el turista promedio de fin de semana es local, los clientes de fin de semana son quetzaltecos, una comida en familia fuera de casa, y es allí donde la industria se sigue fortaleciendo”, dijo Cruz.

El Gremio de Hoteleros de Quetzaltenango ofrece comodidad a los visitantes. (Foto Prensa Libre: María José Longo)

El chef considera que los visitantes disfrutan de la diversidad de lugares que ofrece la ciudad para alimentarse, puede ser un restaurante de comida rápida, restaurantes de mantel o comedores populares.

“Por ser la segunda ciudad en importancia en el país, Quetzaltenango es un corredor financiero grande del occidente, hay un tráfico increíble, lo que hace que el mercado sea creciente, cadenas y marcas se han posicionado bien en la ciudad; sin embargo, también hay una creciente en la industria de restaurantes que no son de comida rápida, entonces se vuelve muy interesante”, dijo Cruz.

Dificultades

Según Yancor, los hoteleros afrontan obstáculos similares a los que viven emprendedores de todo el país. “Estamos atravesando una crisis donde se está viviendo el poco incentivo de la inversión, hemos visto un descenso en la economía por la falta de inversión en las partes privada y pública, esto repercute en las empresas que prestamos servicios”, indicó.

Congreso regional

El 21 y 22 de mayo se llevará a cabo en Xela la Expo Congreso Regional 2018 de hotelería y restaurantes, en la cual habrá talleres, conferencias, ruedas de negocios y concursos gastronómicos. El costo será de Q10 por participante. Algunas de las conferencias son cocina guatemalteca contemporánea, la importancia del buen dormir en los hoteles, cocina sostenible, entre otras.

Contenido relacionado

> Xela celebra 494 años de su fundación

>Artistas le rinden homenaje al Teatro Municipal de Quetzaltenango

>Quetzaltenango, el Estado de los Altos