Quetzalteca residente en España vive la crisis por el coronavirus lejos de su familia

Desde España, joven quetzalteca se solidariza con Guatemala y pide a la población mantenerse en su hogar.

Karla Ortiz, quetzalteca residente en España, expresó por medio de una videollamada sus deseos para Guatemala y lo triste que es enfrentar la pandemia lejos de su familia. (Foto Prensa Libre: captura de video)
Karla Ortiz, quetzalteca residente en España, expresó por medio de una videollamada sus deseos para Guatemala y lo triste que es enfrentar la pandemia lejos de su familia. (Foto Prensa Libre: captura de video)

Karla Ortiz, de 23 años, migró de Quetzaltenango, Guatemala,  a Madrid, España, ciudad donde enfrenta la crisis sanitaria lejos de su familia, algo que hace el momento más difícil.

“Estando lejos uno tiene la preocupación de estar aquí y de la familia que uno tiene en Guatemala, son cosas que uno no se imagina, todo lo del coronavirus fue de la noche a la mañana, es preocupante y muy triste.  Lo más difícil es la impotencia que no puedes hacer otra cosa, no puedes verles y no puedes  estar con ellos compartiendo estos momentos. Estamos preocupados pero muy confiados en que Dios tiene el control”.

La joven quetzalteca esta impactada por como luce actualmente Madrid, la ciudad que la adoptó, para ella las imágenes ya no son de “terror”, se han convertido en imágenes de “tristeza” y “dolor”.

“Madrid ya no se reconoce. Era una capital muy transcurrida por viajeros y turistas de España y de lejos, ahora vemos una capital vacía, sin gente, las calles silenciosas, es triste ver a una ciudad en pánico y con miedo”.

Con lo que Ortiz ha experimentado, pide a Dios que Guatemala registre menos casos y que el impacto sea menor.

“Ahora hablamos más con mi familia, es alarmante para todos los países.  Yo le diría a nuestra gente quetzalteca que tomemos conciencia de lo que está pasando, los hospitales se colapsan y está en nuestras manos; es triste ver que hay gente que no se hace responsable de quedarse en casa, podemos salvar vidas. Hay personas que no se pueden quedar y no pueden dejar de trabajar, por esa gente y por nuestros seres queridos debemos hacer lo posible y ser solidarios”, afirmó.

Lejos de su familia, con melancolía, pero con esperanza, Ortiz pide a los guatemaltecos que obedezcan las normas, que procuren quedarse en su hogar a menos que sea para cumplir con una labor indispensable.

“Siempre Guatemala será nuestro país, siempre volveremos a nuestro país. Ayudemos a los policías, a los médicos, a las personas que no pueden dejar de trabajar y que cuidan de nosotros, que están cuidando a quienes ya tienen la epidemia. Si vamos a las compras hay que dejar comida para otros, porque hay muchos que solo tienen para el día a día. Sé que Guatemala saldrá adelante, mucha fe y esperanza, Dios bendiga a Guatemala”, expresó Ortiz, quien migró hace tres años.

Además relató que en Madrid cuando una persona sale de casa por las compras, es abordada por la Guardia Civil para saber la razón por la que está afuera.

0