Una vez más el Baile de los Gigantes cautivó a los pobladores de Quetzaltenango

El Baile de los Gigantes es una tradición de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, que nació hace 115 años, este 2019 los pobladores y visitantes participaron en el evento del 14 al 16 de julio.

Cientos de turistas nacionales e internacionales visitan San Juan Ostuncalco para participar en esta tradición. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Cientos de turistas nacionales e internacionales visitan San Juan Ostuncalco para participar en esta tradición. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Una vez más en este municipio se observó a los niños correr alrededor de “Los Gigantes” mientras gritaban “los gigantes no se animan”, “los gigantes no se animan”. La tradición es parte de la festividad en honor a la Virgen del Carmen.

El baile, es Patrimonio Cultural de la Nación y es organizado por las familias Lepe Molina y Pac Lepe. De acuerdo con historiadores, en 1900, Amalia Dolores Lepe, conocida por sus vecinos como “doña Lolita”, se encargaba de la celebración en honor a la virgen, el evento principal era una procesión y un novenario.

Los datos históricos del tradicional bailes, señalan que en 1902, una pareja de españoles visitó Quetzaltenango y al llegar a San Juan Ostuncalco coincidieron la celebración, los turistas se sorprendieron al observar el fervor y entusiasmo hacia la virgen del Carmen.

Según narran los vecinos, los españoles regresaron al año siguiente con mascaras gigantes de un hombre y de una mujer, ambas de madera y de origen español, estas fueron obsequiadas a “doña Lolita” quien fue la encargada de fabricar los armazones y el vestuario.

Vecinos indicaron que este año “es especial” porque el pintor Jorge Castillo “retocó” las mascaras.

“La tradición promueve la convivencia entre los vecinos e incentiva la creatividad de los niños, actualmente todo es la tecnología pero es necesario que los jóvenes se involucren en costumbres sanas como esta”, indicó Diana Velásquez, vecina.

Familias llegan a San Juan Ostuncalco en esta época para conocer a Los Gigantes y tomar fotografías. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Agregó que “de generación en generación” se ha contado una leyenda sobre los gigantes, la cual relata que el Día de la Virgen del Carmen los pobladores no debían trabajar, pero un grupo de agricultores incumplieron la prohibición y se encontraron en un área boscosa a dos gigantes que los corrieron.

Para los migrantes, “El Baile de los Gigantes” de las familias Lepe Molina y Pac Lepe, tiene un “valor sentimental”, por esta razón han organizado presentaciones en el extranjero, principalmente en Estados Unidos.

Contenido relacionado

 

Las 5 tradiciones y costumbres de Guatemala que solo se hacen en familia

Azotarse entre sí, la tradición de Almolonga para agradecer las bendiciones al Cristo Negro

Con flores y veladoras piden al agua que haya bienestar, paz y sabiduría en las próximas elecciones