Universitarios donan software a instituciones públicas

Estudiantes crearon y donaron un software al Área de Salud de Quetzaltenango con el propósito de mejorar el almacenamiento de datos demográficos.

De Junio a octubre de este año, los jóvenes trabajaron para entregar un programa que permita al personal del Área de Salud disponer de mejor manera de los datos sobre la población que atienden. (Foto Prensa Libre: María Longo)
De Junio a octubre de este año, los jóvenes trabajaron para entregar un programa que permita al personal del Área de Salud disponer de mejor manera de los datos sobre la población que atienden. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Richard Mazariegos, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Mesoamericana, relató que  el director del Área de Salud de Quetzaltenango les solicitó un software que permitiera tener datos exactos sobre la cobertura de salud.

“El Software que se entregó apoyará en el levantamiento de datos demográficos, que es una debilidad que se tiene para la toma de decisiones y la planificación pertinente y correcta, además se desarrolló una página web  que permite tabular toda la información que hacen los técnicos rurales, el fin es tener información exacta para la planificación de programas de vacunación y otras acciones en el departamento”, relató Mazariegos.

Arturo Monterroso, estudiante del octavo semestre de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Mesoamericana, indicó que el programa consiste en guardar todos los datos sociodemográficos de la población, principalmente rural, para después generar reportes, los cuales serían útiles para la organización de jornadas de vacunación y “prevención de la desnutrición”, así como otros temas de salud.

“Será útil para tener datos mucho más fiables y más cercanos de los que proporciona el Instituto Nacional de Estadística,  ya que entre ambas instituciones, a pesar de que son del gobierno, se tiene un poquito de diferencia”, dijo Monterroso.

Para los cinco jóvenes que participaron en la creación del software, la experiencia fue “muy buena”. “Lo más difícil fue trasladarnos a muchos puestos y centros de salud donde trabajan los técnicos en salud rural, entre los cinco teníamos que cumplir un área de 24 municipios, fue difícil, pero nos dimos cuenta de la realidad que vive el personal del Área de Salud y los retos”, dijo el estudiante.

De acuerdo con Monterroso, para la planificación, los trabajadores de salud deben enfrentarse al reto de “los datos inestables”.

“Esto sucede porque la población está en constante movimiento, entonces necesitan actualizar la información día con día, para saber cuántas personas tienen a su cargo, estos datos son inestables debido a la gran cantidad de gente que migra, cada día viajan a otros municipios para trabajar y tener otras condiciones de vida, además con frecuencia la gente fallece y no se documenta, no se registra”.

Lea además: Conozca las calabazas que se producen en Quetzaltenango

Para Juan Najera, director del Área de Salud de Quetzaltenango, el programa “simplificará” la parte informática del registro de la población en el departamento.

“Esto nos permitirá trabajar de una forma más sencilla y eficiente, así como tomar decisiones en el momento oportuno, es aplicable para todos los programas de salud pública, principalmente para inmunizaciones y saneamiento ambiental”, refirió Najera.

Agregó que el Ministerio de Salud cuenta con un programa, pero este no permite procesar toda la información que se genera en los “servicios de salud”.

“En el momento en que nosotros empecemos a alimentar el programa que nos entregaron, vamos a tener una población real del departamento, esto nos permitirá planificar adecuadamente y gestionar insumos y recursos de acuerdo a una cobertura real”.

Programa para biblioteca

Otro grupo de estudiantes del octavo semestre de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Mesoamericana creó un software para la Biblioteca Municipal de Salcajá.

La iniciativa ayudará en la “gestión automatizada” de la biblioteca, Mazariegos explicó que Salcajá tiene el propósito de ser “una ciudad inteligente” y para lograrlo necesita apropiarse de sistemas de información en las diferentes dependencias municipales.

“Este Software permitirá  a los pobladores de Salcajá ingresar a una página web para consultar los libros que estén en la biblioteca y verificar si el que buscan está disponible o en préstamo, a nivel interno se les dio un software para  llevar toda la gestión del inventario, prestamos y devoluciones”.

Dos de dieciocho

Estos fueron dos de los 18 proyectos que los estudiantes de la facultad de ingeniería de la Universidad Mesoamericana entregarán este año y que fueron elaborados en el segundo semestre.

“La idea es que los jóvenes desarrollen proyectos que permitan resolver problemas de la sociedad y sobre todo fortalecer en ellos la responsabilidad social, otro propósito es demostrar que en la región hay capacidad de profesionales para resolver problemas por medio de tecnología. Lo hacemos para entidades que tengan un impacto en la sociedad”, dijo Mazariegos.

Contenido relacionado

Estudiantes de ingeniería del Cunoc han fabricado y donado 12 máquinas en los últimos tres años

Universitarios crean software para que niños aprendan conocimientos básicos de programación

Cunoc participa en la iniciativa de un satélite espacial