Universitarios identifican sobrepeso en embarazadas y desnutrición en niños

Jóvenes identificaron una doble carga nutricional en la aldea San José Chiquilajá y en el área periurbana de Pacajá, estos son los resultados de un estudio realizado por los estudiantes de Nutrición de la Universidad Rafael Landívar, otro factor que preocupa a los jóvenes el retraso en el crecimiento de niños menores de 5 años y en edad escolar.

Estudiantes estudiaron la situación nutricional de las mujeres y niños de dos comunidades de Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)
Estudiantes estudiaron la situación nutricional de las mujeres y niños de dos comunidades de Xela. (Foto Prensa Libre: María Longo)

Universitarios realizaron un estudio sobre la situación de seguridad alimentaria y nutricional, durante la investigación entrevistaron a familias y realizaron trabajo de campo para pesar y medir a mujeres embarazadas así como a niños.

En San José Chiquilajá se evaluaron 378 hogares, por medio de los cuales se concluyó que el 42.82 por ciento de los niños menores de 5 años presenta desnutrición crónica y el 2.25 por ciento desnutrición aguda, mientras que en los niños en edad escolar la situación es mejor, ya que el 28 por ciento tiene desnutrición crónica y el 2 por ciento desnutrición aguda moderada, mientras que el 3 por ciento tiene sobrepeso.

“Nos preocupa el hecho de que encontramos niños con desnutrición aguda severa, si bien la cantidad para algunas personas puede ser poco, para nosotros es bastante preocupante porque estos niños agudos son los más predispuestos a morir, podrían morir en cualquier momento”, indicó Belén García, estudiante

El hecho que las mujeres embarazadas presentaran obesidad mientras los niños desnutrición o retraso en su crecimiento, fue un factor común en las comunidades, un tema que según los universitarios y sus catedráticos “es importante” y demuestra una “carencia” de conocimiento en educación alimentaria y nutricional.

Lea además: Asociación ayuda a niños a superar la desnutrición crónica en Quetzaltenango

“Evaluamos mujeres embarazadas y nos preocupa al prevalencia de sobrepeso y obesidad porque son condiciones que predisponen a otras enfermedades crónicas no transmisibles y cardiacas, que predisponen a una reducción del tiempo de vida de las personas, una enfermedad precoz”, agregó García.

En cuanto a los datos obtenidos de Pacajá, los estudiantes manifestaron preocupación por el retaso en el crecimiento, el 28.3 por ciento de los niños menores de 5 años tiene un retraso del crecimiento moderado y el 8.9 por ciento lo presenta en un nivel severo. El problema persiste aunque en menor cantidad en los niños en edad escolar, en este grupo el 14 por ciento tiene un retraso en su crecimiento.

“La disponibilidad de alimentos depende solo de lo que compran, para esto se necesita cierto poder adquisitivo que la comunidad no maneja, por consecuente no tienen suficientes alimentos que comer y cuando los tienen el poder adquisitivo no deciden bien que consumir”, dijo Irene Morales,  estudiante.

Agregó que en el caso de los niños que no miden lo adecuado de acuerdo a su edad hay dos razones para atenderlos. “Nos preocupa no solo porque se van a quedar bajitos, sino porque el tamaño del cerebro se queda pequeño y a la larga no van a ser adultos productivos”, afirmó.

Anahí Recinos, nutricionista del Área de Salud de Quetzaltenango, manifestó su preocupación por los casos de desnutrición aguda y pidió a los alumnos los datos de los niños identificados.

“Esperar que la universidad nos pueda trasladar los datos para cotejar si estos son casos nuevos o ya habían sido detectados por centro y puestos de salud, de no ser así para darles seguimiento respectivo según el protocolo”, afirmó.

Los estudiantes afirmaron que es importante que en los hogares reduzcan el consumo de grasas y azucares, agregaron que se necesita que los pobladores de estas comunidades tengan acceso a “diversos” alimentos ya que en muchas ocasiones se basa únicamente en el maíz que producen.

Contenido relacionado

Niña con desnutrición lucha por su vida

Van tres meses de retraso y el Maga aún no entrega ayuda a afectados por hambre estacional

Aumenta el número de niños menores de 5 años con desnutrición aguda

 

0