Compra de finca San José Sinaché divide a mozos colonos en Zacualpa, Quiché

Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) de la finca San José Sinaché exige a 25 familias que viven en ese lugar pagar la cuota que les pertenece por la compra de la tierra que tuvo un costo de Q6 millones.

Mozos Colonos que no están de acuerdo con la compra de la finca de San José Sinaché, Zacualpa, realizan manifestación frente a gobernación de Quiché, (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Mozos Colonos que no están de acuerdo con la compra de la finca de San José Sinaché, Zacualpa, realizan manifestación frente a gobernación de Quiché, (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

La finca permaneció invadida por varios años por un grupo de campesinos que clamó su posesión por haber sido “mozos colonos” que trabajaron por años en fincas de la costa sur, finalmente, un grupo de ellos se organizó y negociaron con el propietario de tierra la compraventa de la propiedad por Q6 millones.

Miguel Hernández, líder del grupo que compró la finca, explicó que se cansaron de reclamar  su derecho a la tierra y decidieron comprarla. De los Q6 millones, 83 vecinos se comprometieron a pagar Q4 millones y los restantes Q2 millones los consiguieron a través de un préstamo bancario que pagan mes a mes, que es la parte que le corresponde pagar a las personas que no están de acuerdo con la compra, pero viven en la finca.

Sabino González Hernández, vecino que se opone a pagar, señaló que sus padres se ganaron el derecho de posesión de la tierra por haber trabajado durante varios años en las fincas, argumentó que de los 108 mozos colonos, 50 no estuvieron de acuerdo.

“Integrantes del Cocode compraron la finca sin autorización de todos los vecinos, se están apropiando de extensiones de tierras y hasta de nuestras parcelas, quieren quitarnos todo, pero de ahí no saldremos porque son nuestras propiedades”, sostuvo Hernández.

Diego González Panjoj, inconforme con la compra, denunció: “Existe una gran tensión en el área, el grupo que compró la finca nos amenazó para que desalojemos nuestra tierra, pido a las autoridades intervenir para evitar un baño de sangre”.

Lea también: Vecinos y transportistas señalan desorden vial por estacionamientos no autorizados

“La molestia de ellos –los inconformes– es porque el Cocode tomó el control de un balneario que hay dentro de la finca y de los bosques comunales, no tocamos sus propiedades a pesar que no es justo que nosotros paguemos su deuda”, expresó Hernández.

El líder comunitario comentó que el plan que tiene la mayoría de vecinos es trazar las calles, dejar un espacio para una escuela, delimitar el área del balneario y el bosque comunitario y dividir la finca en 108 partes iguales.

“El problema está en que ellos –inconformes– quieren todo regalado y no quieren trabajar para pagar su terreno, se amparan en el Comité de Unidad Campesina para manifestar, para nosotros el conflicto armado quedó en el pasado y hay que seguir adelante”,  finalizó  Hernández.

Próspero Carrascosa, delegado de la Secretaría de Asuntos Agrarios en Quiché, explicó que el problema se convirtió en un tema legal que deberá resolver un Juzgado Civil “Un grupo mayoritario compró la finca a sus propietarios originales y ellos poseen la propiedad de la tierra, luego surgieron los conflicto y un juez deberá analizar el caso y resolver”, argumentó Carrascosa.

Reynabel Samayoa, gobernador Quiché, manifestó el grupo que compró la finca está aceptó conformar una mesa de diálogo, pero el otro grupo se negó a dialogar.

Mozo colono

Para el antropólogo, Rómulo Ovalle Roh, aunque parezca difícil de creer, la figura de mozo colono – sistema semifeudal – se encuentra vigente en el país, su creación se remonta a la época de las fincas cafetaleras a finales del siglo XIX.

“El colonato es una expresión típica del modelo primario explotador, es decir, son personas que no reciben un salario o reciben un salario bajo por el arduo trabajo que desarrollan en las fincas, tienen derecho en usufructo a una porción de tierra donde cosechan sus propios alimentos y hay casos donde los trabajadores le pagan al finquero por la tierra”.

De acuerdo con la Encuesta Nacional Agropecuaria 2008, habría en el país alrededor de 5 mil 43 familias tenían una relación de producción en fincas basadas en el colonato, señaló el experto.

Contenido relacionado

> Un policía, dos atacantes y tres ciudadanos muertos en balacera en Nueva Jersey

> Sindicato de Joviel Acevedo declara “amigo de la educación” a Jimmy Morales

> Partido UCN es cancelado por anomalías en financiamiento, resolvió el Registro de Ciudadanos