Consternación por muerte de niña que desapareció luego de una fiesta en Quiché

Los pobladores del paraje las Cruces aldea La Estanzuela, Joyabaj, Quiché mostraron consternación por el hallazgo del cuerpo desmembrado de Rosa Larios Saquic Lares de 12 años que estaba desaparecida desde el pasado 22 de junio.

Los Bomberos Voluntarios localizan el cuerpo sin vida de Rosa Larios Saquin de 12 años. (Foto Prensa Libre: Bomberos Voluntarios)
Los Bomberos Voluntarios localizan el cuerpo sin vida de Rosa Larios Saquin de 12 años. (Foto Prensa Libre: Bomberos Voluntarios)

El cuerpo de Rosa Larios fue localizado a 100 metros río Arrequim, en un costal, luego de que pobladores encontraran a la orilla del afluente una pierna humana, que estaba en las cercanías del cadáver de la víctima.

El cuerpo fue identificado por su madre Tomasa Saquic Suy de 50, quien manifestó según el parte policial que vivía desde hace tres meses con su tía Lucia Saquic Macario que reside en ese paraje. La progenitora explicó a las fuerzas de seguridad que el pasado 22 de junio Rosa Larios y su hermana Sandra de 14, fueron a una fiesta.

En la celebración se les acercaron cuatro hombres a quienes solo conocen de vista, pero con posterioridad fueron identificados como: Rogelio Xiquin Lares, Julian Lares Quino, Sebastián Lares Saquic Y Pedro Velásquez Xaper.

Según la versión de la madre, los cuatro hombres invitaron a bailar tanto a Rosa como a Sandra, pero ellas se negaron, los individuos les dijeron que si no iban a bailar con ellos se las iban a llevar, luego le quitaron una servilleta a Sandra, luego de ese momento desapareció Rosa.

El fiscal distrital de Quiché, Casimiro Hernández señaló que Tomasa Saquic Suy había reportado la desaparición de Rosa el mismo día que apareció el cuerpo desmembrado. La denuncia fue presentada en la fiscalía del MP de Joyabaj.

Hernández explicó que al recibir la denuncia se elevó al Sistema Nacional de la alerta Alba-Keneth para que se tuviera conocimiento a nivel nacional por si en algún momento aparecía.

Jorge Azañón, delegado departamental de la Procuraduría General de la Nación (PGN), indicó que en el portal de la alerta Alba-Keneth no aparece ningún reporte, por lo que considera que nunca se emitió. Sin embargo, comunicación social de la PGN en la capital confirma que si tenía activa la alerta.

Cuerpo en descomposición

Bomberos Voluntarios de Joyabaj informaron que recibieron una llamada anónima, el jueves 27 de junio, que indicaba que habían encontrado una pierna derecha humana en unos matorrales y que por el tamaño parecía ser de una niña.

A buscar en la zona encontraron dentro de un costal el cuerpo de una mujer menor de edad, a quien le faltaba una extremidad inferior, el cuerpo tenía un estado avanzado de descomposición.

Prueba de ADN

La madre identificó a la niña por las sandalias que llevaba puestas, debido a que por el nivel de descomposición de la menor y cuyo cuerpo ya tenía señales de haber sido devorada por animales carroñeros estaba “irreconocible”.

Azañón indicó que se realizó una prueba de ADN, para determinar el parentesco con la menor, debido que no coinciden las fechas de desaparición que la madre reporta.

Vivía con la tía

Un investigador de la PNC que no quiso identificarse dijo que una vez que se compruebe que el cuerpo es de la hija, la línea de investigación principal será la familia; aunque no descartan algún secuestro.

David Tum, líder de la Cuchilla en la Estanzuela, donde apareció la niña, dijo que la menor desaparecida y el cuerpo encontrado se tratan de la misma persona, pues no se tiene conocimiento de menores desaparecidos en la zona.

Además, resaltó que Rosa Larios Saquic vivía con una tía debido a que la mamá era de escasos recursos. “La niña se fue a vivir con su tía, quien la mantenía y le daba de comer”, afirmó.

Tum también dijo que estaban alarmados porque “nunca había sucedió esto en la comunidad”, por lo que ahora han hecho un acta en la comunidad con el objetivo de darle “un tiempo prudencial al MP” para que investigue, pero señaló que, si en los próximos días no hay avances de la investigación, comenzarán con la propia para dar con los responsables.

María Véliz, vecina del lugar, dijo que nunca habían visto tal aberración una niña dentro de un costal muerta. “Imagínese hasta donde estamos llegando, ojalá que las autoridades investiguen y encuentren a los responsables de esta muerte y que no se quede en el olvido como muchos casos más”.

Por el grado de descomposición se desconoce si la menor fue violada o establecer las causas de la muerte, el cuerpo de la menor fue trasladado a la sede del Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Quetzaltenango.

Contenido relacionado:

> La UNE dominará en la corporación municipal de Santa Cruz del Quiché

> A estos dos diputados no los conocen en Quiché, aunque fueron electos para representar al departamento

> Vecinos causan disturbios en Iztapa por inconformidad en resultados

1

Rodolfo Alvarez Hace 3 meses

los adultos a cargo de ella son tan culpables como los culpables por dejarla a ir a una fiesta donde habra licor y con gente mala ya borrachos no miran quien se las debe sino quien se las paga
si es culpa de la tia o madre quien sabe si no la vendieron tambien