Mantienen bloqueo a camiones repartidores en Quiché y las aglomeraciones continúan en la cabecera

Vecinos de Cunén, Quiché, bloquean el paso a camiones que transportan bebidas gaseosas, alcohólicas y cualquier otro vehículo que no lleve alimentos al norte del departamento, en apoyo a los pobladores de Sololá, que perdieron su producción de legumbres al no poderlas transportar a la capital.

 Comunitarios de Media Luna, Cunén, Quiché, verifican que no pase camiones con aguas gaseosas y alcohólicas hacía el norte del departamento, (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Comunitarios de Media Luna, Cunén, Quiché, verifican que no pase camiones con aguas gaseosas y alcohólicas hacía el norte del departamento, (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Osmundo Oxlaj, del Consejo de Pueblos de Cunén, indicó que las autoridades indígenas de Media Luna y San Antonio, Cunén, decidieron bloquear el paso a todo vehículo que transportara bebidas gaseosas, alcohólicas y todo tipo de golosinas al norte del departamento.

“No es posible que todos estemos guardando cuarentena. Muchos perdiendo con sus pequeños negocios y las grandes empresas continúan trabajando sin ningún problema, además esos productos no son esenciales para la población”, indicó Oxlaj.

El paso está libre para camiones con maíz, verduras y cualquier comestible que le sirva a la población. También pueden pasar los trabajadores de las telefonías, de Energuate, ambulancias y vehículos de salud. “Básicamente lo que le sirve a la población es bienvenido”, señaló el dirigente.

Oxlaj recordó que esa carretera es el ingreso principal a Nebaj, Cotzal y Chajul, municipios del norte de Quiché. Aseguró que los vecinos que verifican el paso de los camiones guardan su distancia y no hay aglomeraciones. Advirtió que las medidas continuarán mientras se mantenga en vigencia el cierre total del país, el viernes, sábado y domingo, como lo dijo el presidente Alejandro Giammattei, y el resto de días estará libre el paso.

Pedro López, piloto de uno de los camiones repartidores, expresó su preocupación por el bloqueo. “Nosotros solo hacemos nuestro trabajo, no queremos enfrentamiento con nadie. La situación está complicada y lo que menos quiero es perder mi trabajo en este momento, ojalá se pueda solucionar porque de aquí sale el dinero para darle de comer a mi familia”, afirmó.

Camión repartidor de cerveza no le es permitido ingresar a los municipios del norte de Quiché, (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

Enrique Pérez Ceto, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Nebaj, comentó que buscarán realizar una mediación con las autoridades comunitarias para llegar a un acuerdo entre las partes. Explicó que los pilotos y repartidores de bebidas carbonatadas solo son trabajadores y buscarán llevar alimentos a sus familias a través de su trabajo, pero lo fundamental es evitar un enfrentamiento.

Otto Macz, gobernador de Quiché, informó que ya se comunicó con el alcalde de Cunén para lograr que se permita el paso de ese tipo de transporte. “Ellos no tienen prohibido el paso por las carreteras por lo que es importante permitirles trabajar, esperamos se pueda llegar a un acuerdo”, señaló el gobernador.

Continúan aglomeraciones en calles de Santa Cruz del Quiché

Griselda Lainez, jueza de asuntos municipales de Santa Cruz del Quiché, indicó que realizaron un operativo de verificación en la Colonia Gumarkaaj, en donde encontraron una gran cantidad de vendedores ambulantes que ofrecen sus productos en las aceras de las calles y provocaban aglomeraciones.

Autoridades municipales y de la PNC retiran ventas ambulantes de calles que provocan aglomeraciones en la cabecera departamental, (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

“Procedimos a retirarlos con la advertencia de que si se ubicaban nuevamente en ese sector se les decomisaría el producto y tendrían que pagar una multa en la municipalidad para poderlo recuperar, lo que los afectaría, pero es importante manifestar que fuimos agredidos verbalmente por los comerciantes y algunos vecinos que no entienden que esto se está haciendo por mantener la seguridad sanitaria por contagio del coronavirus”, explicó la jueza.

Lainez dijo que verificaron que existiera el distanciamiento social en las tiendas de barrio, y agradeció a la Junta Directiva de la colonia que los acompañó en los operativos, ya que incluso marcaron en las calles el lugar que debían mantener las personas que compran sus productos, afirmó.