Preocupa aumento de casos de personas azotadas en Santa Cruz del Quiché

Tres hombres fueron azotados en los últimos tres días en Santa Cruz del Quiché, a quienes los vecinos acusaron de haber cometer varios delitos, como consumo y distribución de drogas.

Juan Zapeta, alcalde indígena de Santa Cruz del Quiché, azota a un joven acusado de haber robad. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)
Juan Zapeta, alcalde indígena de Santa Cruz del Quiché, azota a un joven acusado de haber robad. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

La incidencia de hechos reñidos con la ley, que desencadena en el azote de las personas que son sindicadas de cometerlos, causa preocupación a las autoridades indígenas, pues, según dicen, es reflejo de la falta de seguridad ciudadana.

Romario Chaperón Castro y Luis Miguel Morales, ambos de 22 años, fueron azotados 13 veces en el parque central de San Pedro Jocopilas por representantes de la Alcaldía Indígena de Santa Cruz del Quiché, acusados de haber robado en un restaurante.

Juan Zapeta, alcalde indígena, dijo que el propietario del negocio notó el robo y alertó a los vecinos, quienes detuvieron a los dos jóvenes y los entregaron. “Decidimos azoarlos 13 veces a cada uno y fueron los integrantes de la alcaldía indígena y el padre de uno de los jóvenes quienes se encargaron de eso”, dijo el líder indígena.

También lea: Cooperación Alemana impulsa la educación en zonas rurales de Quiché

De la misma forma se azotó a otro joven hace tres días, en la colonia Prados de Santa Rosa, Santa Cruz del Quiché, quien fue acusado de extorsionar a los vecinos y de tener comportamiento violento con su madre.

Las autoridades indígenas obligan a un joven a pedirle perdón a su padre. (Foto Prensa Libre: Héctor Cordero)

En lo que va del año, la Alcaldía indígena ha azotado a siete personas, pero la preocupación se incrementa porque solo en tres días se “corrigió” a igual número de jóvenes, por lo que a criterio de Zapeta, algo anda mal para que haya ese comportamiento.

También lea: Cooperación Alemana impulsa la educación en zonas rurales de Quiché

Flavio Ruiz, auxiliar de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) de Quiché, dijo que ese fenómeno es resultado de la falta de seguridad en el departamento, donde recientemente se supo que hubo reducción de combustible para los autopatrullas de la PNC.

“Es importante que las autoridades del Ministerio de Gobernación pongan atención al incremento de la delincuencia en Quiché, en casi todos los municipios se encuentran mantas donde indican que si ubican a algún delincuente será linchado, pareciera que las autoridades ya se hubieran acomodado a que azotando se arregla todo y no es así”, indicó Ruiz.

José Simaj, comerciante de San Antonio Ilotenango, dijo que los dos detenidos en San Pedro Jocopilas ya habían robado en un negocio de su propiedad en Santa Cruz del Quiché. “Yo los observé, pero no los pude detener, ojalá que esto sirva de escarmiento”, señaló.

Contenido relacionado

> Iztapa reelige a su alcalde en segunda vuelta luego de disturbios 

> Exadillas Ramos gana las elecciones de Esquipulas Palo Gordo, San Marcos 

> Guatemaltecos que votaron nulo expresan su inconformidad con mensajes en las papeletas

0