Policías fueron sorprendidos en estado de ebriedad en pleno turno

Los dos agentes de Policía fueron detenidos el interior del inmueble que el personal de la PNC utiliza como dormitorios en la zona 1 de Nuevo San Carlos, Retalhuleu.

Se trata de Jhon Henry Escobar Fuentes, de 28 años, y Oswaldo García Bravo, de 23 años, quienes recibirían su turno la madrugada del pasado sábado.

Ambos portaban su uniforme, armas de la institución con varios cargadores y municiones, las cuales quedaron en el depósito de la Armería de la sede policial.

Sus compañeros los trasladaron al Juzgado de Paz de esa localidad para que solventen su situación legal.

Según el Reglamento Disciplinario de la PNC, se considera una falta grave embriagarse fuera del servicio cuando afecte la imagen de la institución, pero embriagarse con habitualidad (cuando se tiene constancia de tres o más casos anteriores) es considerada una falta “muy grave” y con lugar a la iniciación de expediente administrativo.

Las sanciones que puedan imponer por faltas graves son: arresto de un mes y un día a tres meses, suspensión del trabajo sin goce de salario, traslado del lugar de trabajo.

Por faltas muy graves, las sanciones son: pérdida de puesto en el escalafón, suspensión del empleo, baja de servicio.

Contenido relacionado

>Consignan a tres policías y dos civiles ebrios retenidos en Tecpán Guatemala

>Policías ebrios protagonizan ataque armado en la zona 1

>Capturados policías de tránsito cuando se conducían ebrios en motocicleta 

1

301julcifue Cifuentes Hace 5 meses

Si el jefe el tal Degenhart también en horas laborales anda anestesiado su subalterno también tienen su derecho de chupe! Le fascina al Reinaldo Carias!