Tres hombres guardan prisión preventiva porque presuntamente mataron a dos mujeres en Antigua Guatemala

A cinco meses de la muerte de dos mujeres en Antigua Guatemala, Sacatepéquez, tres hombres están ligados a proceso y en prisión preventiva, todos sindicados de femicidio y uno además por violación.

Familiares de Marlin Pamela Jolón López, durante el velorio, en enero del 2018. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Familiares de Marlin Pamela Jolón López, durante el velorio, en enero del 2018. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Dos mujeres murieron de forma violenta en enero y febrero últimos, en la ciudad colonial. Una de ellas fue calcinada y su cuerpo hallado en el Cerro de la Cruz; la otra fue estrangulada y ultrajada.


El 24 de marzo pasado, la Fiscalía de Distrito de Sacatepéquez gestionó 29 allanamientos para capturar a nueve personas que presuntamente se dedicaban al narcomenudeo en Antigua Guatemala, Jocotenango y Ciudad Vieja.

Este megaoperativo, conocido como Antigua Segura y autorizado por el Juzgado de Primera Instancia Penal, permitió dar con los presuntos responsables de la muerte de Mirna Elizabeth Álvarez Álvarez y Marlin Pamela Jolón López, además de evidenciar vínculos de los detenidos con estructuras criminales que operaban en ese municipio.

Primer hecho

El 24 de enero fue encontrado el cuerpo calcinado de Marlin Pamela Jolón López, de 21 años, en el Cerro de la Cruz.
Jolón López era madre de tres niños y vivía en la Guardianía Antigua Guatemala, de donde era originaria.

La Fiscalía de Distrito de Sacatepéquez inició una investigación y estableció que Hugo Leonardo Robin Pérez y Rudy Fernando Raygote Gómez son los sospechosos de ese crimen.

Según testigos, el 23 de enero, a eso de las 19 horas, la víctima estaba en una cantina de la San Felipe de Jesús en compañía de un hombre. Aparentemente, en medio de un forcejeo, la llevaron al Cerro de la Cruz.

Por medio de declaraciones testimoniales y otros indicios la Fiscalía determinó que alrededor de las 22 horas de ese día, buscaron un taxi cerca del Hospital Nacional Pedro de Bethacourth para conseguir gasolina, con la que después calcinaron a su víctima.

El 29 de junio, Robin Pérez y Raygote Gómez rindieron su primera declaración y quedaron ligados a proceso y en prisión preventiva, por femicidio.

Segundo caso

El 23 de enero y el 1 de febrero, las autoridades informaron del hallazgo de los cuerpos de dos mujeres. La primera fue encontrada calcinada en el Cerro de la Cruz, y la segunda estrangulada y ultrajada, abandonada en una banqueta del Callejón Camposeco.

De acuerdo con información proporcionada por la Fiscalía, la indignación de los vecinos los hizo presentarse a dar testimonios, que fueron clave para ubicar a los señalados.

Mirna Elizabeth Álvarez Álvarez, de 26 años, era madre de tres niños con quienes vivía en Antigua Guatemala. Su cuerpo fue hallado, con signos de violencia, el jueves 1 de febrero, a eso de las 2:15 de la madrugada, por un repartidor de periódicos.

Una semana después, los dictámenes periciales, la necropsia, peritajes biológico y genético y pruebas químicas del Instituto Nacional de Ciencias Forenses confirmaron que murió asfixiada por estrangulamiento, que fue violada y agredida.

Entre los indicios con los que cuenta el órgano investigador está el relato de dos testigos, quienes confirmaron que la víctima se encontraba en un restaurante con uno de los sindicados.

El 15 de junio, la Fiscalía de Distrito de Sacatepéquez individualizó a Alan Estuardo Núñez, quien rindió su primera declaración luego de que se comprobó su participación en el hecho.

Para el 17 de octubre próximo está programada la audiencia en la que la Fiscalía deberá presentar la conclusión de sus investigaciones.

Contenido relacionado:

> Conflicto legal mantiene en suspenso cobro de arrendamientos en locales en Antigua Guatemala 
> El seguidor de las huellas del Santo Hermano Pedro
> Atractivo turístico de las construcciones de piedra