Niños migrantes sufren abuso sexual y laboral 

La organización humanitaria mexicana Todo por Ellos, con sede en Tapachula, que vela por los derechos humanos de migrantes, denunció públicamente la explotación laboral y sexual que sufren muchos niños hijos de jornaleros guatemaltecos que trabajan en fincas en el vecino país.

Familias enteras de guatemaltecos viajan a fincas cafetaleras y bananeras de Tapachula,en busca de trabajo. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón).
Familias enteras de guatemaltecos viajan a fincas cafetaleras y bananeras de Tapachula,en busca de trabajo. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón).

Gemayel Fuentes, encargado de la Oficina de Derechos Humanos de la Casa del Migrante, que asiste a migrantes que pasan en Tecún Umán, San Marcos, criticó que las autoridades de Guatemala no tienen ningún control de los nacionales que trabajan en aquel país.

“El Ministerio de Trabajo y la Dirección General de Migración de Guatemala no controlan la forma en que los campesinos cruzan el río Suchiate, en San Marcos, y se internan en territorio mexicano en busca de un trabajo”, señaló.

Un contratista de jornales, que por seguridad omitió su nombre, comentó que ellos solo reclutan a los jornaleros que viajan con su familia y son entregados a los administradores o propietarios de las fincas, quienes deciden por cuánto tiempo los contratan y el salario que les asignan.

Denuncia

Ramón Verdugo Sánchez, coordinador de Todo por Ellos, expuso que esa situación es aprovechada por finqueros mexicanos, lo que se agrava por la apatía y debilidad de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJE), la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Sistema para el Desarrollo Integral para la Familia, de ofrecer mayor control en la fincas de café y banano, porque algunos son explotados sexualmente.

“Es lamentable que las autoridades mexicanas no controlen la trata de personas”, dijo Verdugo.

Añadió que Todo por Ellos denunció esa violación a los derechos humanos ante la PGJE.

Recordó que este año el Instituto Nacional de Migración ha rescatado a 66 menores guatemaltecos en las fincas, cifra que según el dirigente refleja la situación de menores explotados.

Venden golosinas

Ramón Verdugo, coordinador de Todo por Ellos, alertó también a las autoridades de derechos humanos de México sobre la cantidad de niños vendedores en Tapachula, pues gran parte es de nacionalidad guatemalteca.

“Hay niños de entre 8 y 9 años, todos migrantes que se dedican a la venta de golosinas   en el parque central”, dijo.

Una madre junto a tres de sus hijos espera una oportunidad laboral en una finca mexicana. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón).