Un viaje de tres días que destruyó la ilusión del migrante Ronald Alberto López, su novia y sus padres

Marta Cardona y Ronald Alberto López Estrada tenían cuatro años de noviazgo, el 4 de este mes él emprendió el viaje por la frontera de La Mesilla, Huehuetenango, con el objetivo de llegar a Estados Unidos y trabajar, esto con el fin de construir una su casa y después retornar al país para casarse con su prometida y ayudar a sus padres.

Olivia Estrada observa la foto de su hijo, Ronald Alberto López Estrada, quien murió en su viaje hacia Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).
Olivia Estrada observa la foto de su hijo, Ronald Alberto López Estrada, quien murió en su viaje hacia Estados Unidos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

Ambos son de la comunidad Candelaria Siquival, San Antonio Sacatepéquez, San Marcos, y López es una de las víctimas de la tragedia que ocurrió el jueves último en una carretera de Chiapas, México, donde un camión con 70 ocupantes que cayó una pequeña hondonada, cobró la vida de 24 guatemaltecos que pretendían llegar de forma ilegal a Estados Unidos.

Esta tragedia reflejó los riesgos en los que los migrantes buscan llegar al referido país para huir de la pobreza y la falta de empleo en sus comunidades.

Promesa a su novia

“Llevábamos cuatro años de ser novios y me dijo que se iba para construir nuestra casa y que le diera tres años para trabajar allá, después regresaba para casarse conmigo y formar una familia, ese era el sueño que quedó truncado por el fatal accidente, aún no lo puedo creer que regresó en un ataúd”, externó Marta Cardona, novia del migrante.

López, de 29 años, se habría graduado de bachiller en mecánica automotriz; sin embargo, pese a que buscó empleo, no le fue fácil y decidió seguir con la tradición de la familia de dedicarse al cultivo de maíz y papa.

Lo que ganaba en el referido trabajo no fue suficiente para él y sin contarle a nadie tomó la decisión de viajar de forma ilegal hacia Estados Unidos.

No deje de leer: Recuerdan como buenas personas a primos que murieron en accidente de migrantes en Chiapas

“Es muy difícil aceptar esto porque nadie se lo esperaba. La semana pasada hablamos y no me comentó nada, solo dijo que iría a sembrar y no sabíamos que ya había planificado viajar a Estados Unidos, de plano no tuvo confianza de hablar porque siempre me contaba lo que le pasaba y para eso éramos amigos, porque nos apoyábamos”, comentó Alexis López, amigo del migrante fallecido.

Tres días

“Era un viaje de tres años, pero en realidad fue de tres días”, expresó Olivia Estrada, madre de Ronald Alberto López Estrada, quien murió en el accidente en Chiapas.

Estrada resaltó que nunca olvidará la última llamada telefónica de su hijo pocas horas antes del accidente.

“Todavía me llamó como a la 1 de la tarde y me dijo que iba a viajar durante 28 horas y que luego me llamaría, ya no lo pudo hacer porque esa misma tardé se accidentó el camioncito”, manifestó la madre del migrante.

Ronald, como era conocida la víctima del accidente en la comunidad Candelaria Siquival, San Antonio Sacatepéquez, era el menor de seis hijos y por ser el único varón tenía a su cargo el cuidado de sus padres de la tercera edad, quienes ahora lloran su partida porque era un hombre solidario.

Para leer más: La solidaridad que es común en Cajolá cuando fallece un migrante en su viaje a EE. UU.

“Es difícil recordarlo porque nos aferramos a que lo vimos partir con la esperanza de regresar con un mejor futuro. Estaba cuidando a mis papás porque ya son de avanzada edad y siempre los ayudaba, ahora no se qué será de ellos”, comentó Esperanza López, hermana del fallecido.

Familiares y vecinos velan los restos de Ronald Alberto López Estrada, en la aldea Candelaria Siquival, San Antonio Sacatepéquez, San Marcos. (Foto Prensa Libre: Whitmer Barrera).

Costo del viaje

El viaje ilegal de Ronald Alberto López Estrada hacia Estados Unidos tenía un costo de Q87 mil, pero para garantizarlo la familia sólo habría pagado un anticipo de Q10 mil y al llegar a la frontera con aquel país deberían pagar la cantidad restante.

La familia afirmó no conocer al supuesto coyote, y tampoco sabían que en un camión los transportarían.

“No se cómo contactó al coyote, y tampoco sabíamos que en ese camión lo llevarían, pues nos dejó dicho que en un bus lo llevarían y que por La Mesilla era más fácil, porque no había tanto operativo como por aquí en San Marcos”, aseguró una hermana que sabía del viaje.

Este martes, 12 de marzo, López Estrada fue inhumado en el cementerio general de San Antonio Sacatepéquez.

Contenido relacionado

A tres meses de la muerte de Jakelin Caal no se conocen resultados de la investigación

Coyotes liberaron al piloto del camión que protagonizó percance que dejó 24 guatemaltecos muertos

Tragedia en México: las nuevas y peligrosas rutas que los migrantes están tomando

0