Sueño americano de los esposos, Santos Ralda y Floridalma Pérez, terminó en tragedia en EE. UU.

Los cuerpos de Santos Vladimir Ralda, de 45 años y su esposa Floridalma Yolanda Pérez Díaz, 40, serán sepultados en el cementerio de la aldea Nueva Concepción, San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango, de donde eran originarios; en 1997 la pareja dejó la aldea en busca del sueño americano.

Vecinos de la aldea Nueva Concepción, San Juan Ostuncalco, llegaron a dar el pésame a las familias de los esposos. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)
Vecinos de la aldea Nueva Concepción, San Juan Ostuncalco, llegaron a dar el pésame a las familias de los esposos. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)

Decenas de vecinos de la comunidad se congregaron en el ingreso a la aldea para recibir los cadáveres de los esposos quienes perdieron la vida a balazos durante un confuso suceso el pasado 2 de marzo en el condado de Springfield, Virginia, EE. UU.

Santos Ralda y Floridalma Pérez contrajeron matrimonio en 1993, el noviazgo de la pareja duró más de un año aproximadamente, contó un familiar de Pérez.

A la joven familia la agobió la falta de empleo y pobreza, la pareja soñaba con una vivienda propia y construir un futuro prometedor para los hijos que deseaban tener, pero en Guatemala el éxito no llegó.

En 1997, los esposos Ralda Pérez partieron hacia el norte en busca del sueño americano. En la aldea, las familias se quedaron con la promesa de verlos regresar con el dinero para poder construir su añorada vivienda y ver crecer a sus hijos.

En EE.UU., la vida de la pareja cambió, con apoyo de amigos y familiares, Santos y Floridalma comenzaron a trabajar y empezaron a mandar a Guatemala remesas para construir su casa.

Pero la vida les preparó algo mejor a los Ralda Pérez, hace pocos años se convertirse en ciudadanos estadounidenses.

La pareja procreó dos hijos, Lizbeth y Michael, de 19 y 11 años, quienes según familiares, quedaron bajo la protección de un tío en EE.UU.

Tragedia

La Policía del condado de Springfield, Virginia, EE. UU., reportó que la noche del sábado 2 de marzo en una vivienda de la avenida Dr. Cromwell, un hombre de origen guatemalteco atacó a balazos a su esposa y al novio de su hija y que posteriormente se suicidó.

Las víctimas del confuso hecho violento fueron identificadas como Santos Vladimir Ralda, su esposa, Floridalma Yolanda Pérez Díaz y Nathanael Owen Cooper, 20.

La Policía de EE.UU. indaga para saber cuáles fueron los motivos que llevaron a Ralda a disparar contra su esposa, el joven y luego suicidarse.

Familiares durante el velatorio murmuraron que los esposos tenían problemas y que una discusión provocó el fatal desenlace.

Los esposos Santos Ralda y Floridalma Pérez, junto a sus hijos en EE.UU. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Nathanael Owen Cooper, es el hombre que murió en el confuso incidente. (Foto Prensa Libre)
Familiares de los esposos imprimieron una fotografía para recordarlos en vida. (Foto Prensa Libre: Mynor Toc)
  • En las redes sociales la hija de los esposos Ralda Pérez, Lizbeth Ralda, publicó dos mensajes.
“Te extraño mucho bebé, fuiste el mejor novio, lo siento por todos los que te hicieron daño, fuiste un gran hombre con un corazón hermoso y muy encantador”, escribió en su perfil la hija de los esposos.
Nathanael | En la memoria amorosa de mis maravillosos padres y mi novio adorador.
1

Walter Finelli Hace 9 meses

No faltara el comentario de que es racismo y culpa de Trunp.