Delincuencia acecha a vecinos de Santa Rosa

Aunque las autoridades de la Policía Nacional Civil (PNC) en Santa Rosa reportan una reducción de muertes violentas de enero al 20 de noviembre último, en relación con el 2015, la población exige más control en las calles y negocios, pues aseguran que la delincuencia ha aumentado.

Rodrigo Salazar, jefe de la PNC en Santa Rosa, explica las estadísticas de incidencia delictiva. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)
Rodrigo Salazar, jefe de la PNC en Santa Rosa, explica las estadísticas de incidencia delictiva. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

Rodrigo Salazar, jefe de la Comisaría 32 de la PNC, en Santa Rosa, informó que del 1 de enero al 20 de noviembre último, se reportaron 86 homicidios con arma de fuego, 44 menos que en el mismo periodo del año anterior, cuando se registraron 130.

Comentó que el 75 por ciento de muertes violentas se reportaron en Taxisco y Chiquimulilla, considerados como los más violentos del departamento. Añadió que los delitos más comunes son amenazas, extorsiones, violencia contra la mujer, hurto y robo.

“Con un 21 por ciento en incidencia criminal en homicidios a escala nacional, Santa Rosa se ubica actualmente en el segundo lugar con menos asesinatos. Hace un año estaba en décimo lugar”, añadió el comisario.

Delincuencia

Salazar lamentó que aunque los hechos de violencia han disminuido, la delincuencia se haya incrementado en algunos municipios, por lo que aseguró que trabajarán en reforzar la seguridad.

“Tenemos reportes de vecinos de Pueblo Nuevo Viñas, Barberena, Chiquimulilla, Nueva Santa Rosa y Cuilapa que exigen la pronta acción de los agentes policiales, ya que aseguran que constantemente se registran hurtos y robos. Solicitaremos el apoyo de las autoridades ediles y de la sociedad civil para buscar acciones inmediatas”, agregó Salazar.

Para José Aguilar Ramírez, alcalde indígena xinca de la comunidad de Santa María Ixhuatán, la inseguridad en el departamento se debe en gran parte a la pobreza y al poco interés de las autoridades en incorporar a los jóvenes a la sociedad.

Manuel Martínez, jefe del Área de Salud en Santa Rosa, dijo que homicidios, violencia sexual y física son los delitos más comunes en Pueblo Nuevo Viñas, Barberena, Nueva Santa Rosa y Santa Rosa de Lima; mientras que en Pueblo Nuevo Viñas es el suicidio.

Germán Castillo, gobernador, manifestó que con el objetivo de combatir la alta incidencia de criminalidad y delincuencia que acecha a la población, se crearán mesas de diálogos con las instituciones de gobierno departamental y comunas.

Rodrigo Salazar, jefe de la  PNC en Santa Rosa, explica las estadísticas de incidencia delictiva. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca)

“Lamentablemente la mayoría de jóvenes no alcanza un desarrollo integral porque no encuentran oportunidades de involucrarse en la sociedad, por tal razón algunos se involucran en la delincuencia o en los vicios como el alcoholismo, droga y tabaco”, comentó.

Juan Escobar, comerciante, señaló que es urgente que las autoridades unan esfuerzos para combatir los hechos delictivos.

Un agente policial, comentó: “Reconocemos que aún falta mucho por hacer, pero como institución estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para combatirla, prueba de ello es que se han detenido a mil 890 personas por diferentes delitos, en su mayoría por extorsiones y homicidios.

Añadió que se han incautado 184 armas de fuego y se han recuperado 19 automotores y 30 motocicletas robadas.

“Seguiremos trabajando con las autoridades del Ministerio Público y los alcaldes de los 14 municipios con el objetivo de bajar el nivel de delincuencia”, añadió.

 Proponen acciones

Julio Letrán, líder comunitario de Chiquimulilla,  señaló que para contrarrestar la delincuencia es necesario que haya más agentes policiales, que estos  integren un comité de vigilancia en los mercados y que   promuevan acciones inmediatas con el Ejército.    

Julio García, comerciante  de Barberena, dijo: “Para minimizar la delincuencia es importante que las autoridades promuevan  fuentes de trabajo, pues  así se evita que los jóvenes se involucren en bandas”.

Para David Monterroso, líder de   El Rinconcito, Santa Rosa de Lima, las autoridades policiales y municipales deben unir esfuerzos para capacitar a los representantes de los Consejos Comunitarios de Desarrollo sobre cómo combatir los hechos delictivos.