De puerta en puerta, así se gana la vida repostero que por la crisis del covid-19 perdió su trabajo en un hotel

Vecinos de Panajachel encara la crisis por el coronavirus y emprende un negocio familiar.

Roberto Ordóñez elabora unas 50 libras pan al día, el cual distribuye en varios sectores de Panajachel, Sololá. (Foto Prensa Libre: Cortesía Daniel Chumil)
Roberto Ordóñez elabora unas 50 libras pan al día, el cual distribuye en varios sectores de Panajachel, Sololá. (Foto Prensa Libre: Cortesía Daniel Chumil)

Durante 16 años, Roberto Ordóñez trabajó en el área de repostería de un reconocido hotel en Panajachel, Sololá; sin embargo; por la crisis del coronavirus perdió su trabajo y por unos días se enfrentó a un panorama desolador por la falta de ofertas laborales.

Sin embargo, con el paso de los días reconoció que la situación es complicada y que era el momento de tomar decisiones para seguir adelante junto a su esposa y sus tres hijos, por lo que, aprovechando su experiencia, decidió fundar una panadería y atender a los vecinos con servicio a domicilio.

Hoy en día, Ordóñez, quien tiene claro que los guatemaltecos deben adaptarse a una nueva forma de vida, se ha hecho de varios clientes y, debido a las restricciones de movilidad, ofrece el servicio de “puerta en puerta” para que los vecinos no tengan que salir de casa y exponerse a la enfermedad.

Roberto Ordóñez y su esposa elaboran el pan que distribuyen en varios sectores de Panajachel, Sololá. (Foto Prensa Libre: Cortesía Daniel Chumil)

La especialidad de Quiñónez es la elaboración de postres, por lo que, asegura, le pone un “toque especial” al pan que elabora en dos jornadas al día para atender la demanda de la mañana y la tarde. También elabora pizzas, porque con el paso del tiempo logró comprar el equipo que ahora le sirve en su nuevo trabajo.

Para llegar a la puerta de sus clientes, este emprendedor utiliza una bicicleta y aunque eso requiere de esfuerzo físico, se siente satisfecho porque le queda claro que con determinación se puede salir de crisis como la causada por la pandemia de coronavirus.

“Con el ingreso de la pandemia a Guatemala la tasa de desempleo creció y uno de eso desempleados soy yo, pero ahora con el apoyo de mi familia trabajamos a diario con el pan. Al pueblo de Guatemala le pido que sigamos adelante, que no desmayemos, hay que pedirle a Dios que nos ayude a salir de esta”, dijo Ordóñez, quien pone a disposición el número de teléfono 31779481 para pedidos a domicilio.

Roberto Ordóñez asegura que el pan que distribuyen en Panajachel, Sololá, tiene un toque de sabor especial. (Foto Prensa Libre: Cortesía Daniel Chumil)

Detalles

Guatemala rebasó el miércoles 13 de mayo la barrera de cien contagios diarios de coronavirus, por lo que las autoridades endurecieron las medidas para contener el avance de la enfermedad.

En el país se detectó el primer caso el 13 de marzo último y desde entonces no había rebasado la barrera de los cien contagios diarios, con 85 casos nuevos por día como su máximo récord.

El Gobierno ordenó una cuarentena general desde el 15 de marzo y toque de queda desde el 21 de marzo, pero decidió la “reapertura” gradual del país desde el 3 de mayo, pese a que había advertido en reiteradas ocasiones que el pico de la enfermedad llegaría en las primeras semanas de mayo.