“Esta situación no tardó más de 30 segundos”, dice alcalde de San Marcos La Laguna al referirse a la tragedia donde perdió a cuatro parientes

Cuatro parientes del alcalde perdieron la vida en el barrio número uno de San Marcos La Laguna, donde una gigantesca piedra se desprendió de la montaña.

Una gigantesca piedra sorprendió a vecinos del barrio número uno de San Marcos La Laguna, Sololá, donde cuatro personas perdieron la vida. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)
Una gigantesca piedra sorprendió a vecinos del barrio número uno de San Marcos La Laguna, Sololá, donde cuatro personas perdieron la vida. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

En cuestión de segundos, la vida de los vecinos del barrio número uno de San Marcos La Laguna, Sololá, dio un giro de 180 grados, pues una gigantesca piedra se desprendió de la montaña y terminó con la vida de cuatro personas, tres adultos y una bebé; además, a su paso dejó destrucción.

Las víctimas son parientes del alcalde Vicente Pusul Mendoza, quien asegura que esta es una de las peores tragedias que ha impactados en su municipio, el cual está situado a la orilla del Lago de Atitlán.

Las víctimas fueron identificadas como la madre del jefe edil, Catarina Mendoza Pusul, de 60 años, sus hermanos Narciso y Mariela Pusul Mendoza, de 39 y 30, respectivamente, y una sobrina llamada Catalina Chial Pusul, de 8 meses.

“Esta situación no tardó más de 30 segundos y los que lo lograron lo lograron -ponerse a salvo-”, dijo el jefe edil, quien recuerda que sus parientes estaban en la cocina cuando la piedra impactó el inmueble de su hermano, que también falleció.

San Marcos La Laguna, Sololá, se ubica frente al Lago de Atitlán. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

“Es increíble que la mayoría logró salir, solo hay siete heridos que ya se restablecieron”, dijo el alcalde.

Recuerda que al momento de la tragedia él estaba en la municipalidad y cuando se desplazó al lugar en una motocicleta los vecinos le decían que su casa era una de las afectadas, pero no lo creía, sino hasta que llegó a reconocer los cuerpos de sus parientes a un albergue que fue habilitado.

Además, señaló que permanecen en alerta porque en la parte alta de la montaña hay más piedras y estas podrían desprenderse en cualquier momento.

Refirió que la Conred ha establecido que el 95 por ciento del pueblo es considerado una zona de riesgo, pero que debido a que no pueden irse a otro lugar, los vecinos se adaptan a las condiciones del terreno.

“En San Marcos La Laguna el 95 por ciento es una zona de riesgo, pero al final de cuentas Guatemala es una zona de riesgo, a menos que fuéramos a otro planeta”, refirió Pusul.

Un sector del del barrio número uno de San Marcos La Laguna, Sololá, quedó destruido a causa del impacto de la piedra. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández Ovalle)

Además, el jefe edil dijo que su casa se ubica a escasos metros de donde pasó la piedra, pero que no le ocurrió nada, pero otras 20 residencias del sector fueron dañadas y al menos 75 personas damnificadas, por lo que gestionan ayuda con varias instituciones.

La familia del alcalde estaba integrada por siete personas, pero debido a la tragedia cuatro de ellas murieron.