Piden apoyo para adquirir cama para niño que se recupera de operación

José Javier Poma, de 11 años, quien fue operado por un tumor que tenía en la cabeza y permanece bajo observación médica, necesita de una cama, ya que su mamá es madre soltera y sus recursos no son suficientes para comprarle este recurso a su hijo. 

Archivado en:

Suchitepéquez
Javier permanece junto a Victoria Molina, voluntaria del Albergue Jaasiel. (Foto Prensa Libre: Cortesía).
Javier permanece junto a Victoria Molina, voluntaria del Albergue Jaasiel. (Foto Prensa Libre: Cortesía).

Victoria Molina, voluntaria del Albergue Jaasiel, que funciona en la zona 11 de la capital, informó que atienden a niños que padecen cáncer y también le han brindado atención a José, quen reside en Cuyotenango, Suchitepéquez.


Añadió que dan abrigo a menores que reciben atención en la Unidad Nacional de Oncología Pediátrica y que junto a sus padres viajan desde varios departamentos hacia la capital para recibir tratamiento. A los beneficiados les dan donde dormir y alimentación.

Javier también ha sido favorecido junto a su mamá con un espacio para dormir y reciben alimentación, luego de haber asistido a sus citas con el médico. 

No deje de leer: Devuelven US$2 mil 500 que hallaron en un maletero y les ofrecen trabajo en Aeronáutica Civil

Molina dijo que, a pesar de su padecimiento, Javier es hiperactivo y cada lucha contra la adversidad.

Escasos recursos

“El niño duerme en el piso en su casa, porque no tiene cama, eso me conmovió”, externó Molina, quien añadió que la familia del menor es de escasos recursos.

“Javier es un guerrero y es valiente, ha sido una bendición tenderle la mano”, manifestó Molina.

Olga María Poma, madre del menor, dijo que a José Javier le fue detectado el tumor hace año y 4 meses, pero gracias a la ayuda recibida fue operado y actualmente continúa bajo observación médica, por lo que viajan a la capital.

Añadió que a mediados de enero próximo el niño será sometido a otros estudios médicos para saber cómo ha evolucionado su salud, luego de la intervención quirúrgica.

Olga es madre soltera y trabaja como conserje en una escuela para sacar adelante a sus tres hijos. Actualmente vive con sus padres en Cuyotenango y afirma que en ocasiones José Javier duerme en un catre junto a un pariente.

El Albergue Jaasiel, que se mantiene con donaciones, tiene capacidad para atender a 30 niños con un acompañante cada uno.

Para leer más: Lustradores que migraron de Quiché a la capital sueñan con estudiar en la universidad

Si usted desea ayudar a José Javier o hacer un donativo al Albergue puede escribir a la página de Facebook Albergue Jaasiel.

Contenido relacionado

>Con mural jóvenes evocan a héroes de la erupción del Volcán de Fuego en San Juan Alotenango
>Jóvenes guatemaltecos están listos para representar al país en La Jornada Mundial de la Juventud 

>Beneficiados con becas en Taiwán cuentan su experiencia e invitan a participar en estos programas 

0