Vecinos de Villa Canales aprueban regulación de sonido en bares e iglesias

“Hay mucho negocio a la vecindad de residenciales y no dejan dormir, o las iglesias hacen vigilias”, fue la justificación que ofreció el alcalde de Villa Canales, Julio Marroquín, del por qué se aprobó un reglamento para controlar la contaminación auditiva.

Negocio de Villa Canales, donde la comuna aprobó un reglamento para controlar la contaminación auditiva. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Negocio de Villa Canales, donde la comuna aprobó un reglamento para controlar la contaminación auditiva. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

La comuna de esa localidad aprobó recientemente el reglamento lo que ha generado distintas opiniones entre comerciantes y vecinos. El reglamento cobró vigencia el pasado 20 de marzo cuando fue publicado en el Diario de Centro América.


Según el jefe edil, la decisión se adoptó luego de constantes denuncias de vecinos en contra de las ventas de licor e iglesias, principalmente. Días después de la aprobación, señala que desconoce si hay inconformidad de los comerciantes o iglesias.

“No han manifestado nada ni se han acercado a la municipalidad”, dijo Marroquín. 

El jefe edil aseguró que durante 15 días notificarán a todos los comerciantes e iglesias de ese municipio sobre el reglamento y se les hará entrega de una copia de la normativa, posteriormente efectuarán operativos para verificar su cumplimiento.

Lea también: Niño sobrevive una a la intemperie en área boscosa de Villa Canales

“Algunas iglesias evangélicas se han trasladado a las aldeas, de donde también vienen algunas quejas”, comentó.

El alcalde expuso que se han efectuado operativos y se han cerrado varios lugares que no tienen licencia para vender licor, especialmente abarroterías que, aseguró, se han vuelto “cantinas”.

“Las tiendas no pueden funcionar como cantinas. Se han cerrado varios negocios porque no cumplen con las normas al estar cerca de escuelas y áreas deportivas”, acotó Marroquín.


El reglamento establece que los propietarios de negocios que coloquen bocinas deberán tramitar una licencia municipal que tendrá diferentes costos.

En el caso de las discotecas, cantinas, bares, restaurantes y salones de eventos, pagarán Q1 mil. Las cafeterías, comedores, cebicherías y abarroterías, Q500.

Opiniones

“Me parece una decisión atinada, más que todo por los eventos que hacen en las calles y por las iglesias que exageran con el sonido de los cultos. La gente quiere descansar y no se puede. Sería bueno que también regularan la música en los buses”, indicó Amílcar Jacinto Pérez, propietario de un restaurante, en la zona 1 del municipio.

“Ese permiso municipal es puro invento, al alcalde fue elegido para apoyar al pueblo y no para perjudicarlo con pagos sin argumento”, aseguró Rolando Paz, propietario de una cebichería en Boca del Monte.

El vecino Carlos Aguirre refirió que está de acuerdo con la medida, pues asegura que han proliferado las ventas de licor, donde no respetan la ley seca y ponen música durante la madrugada.

Contenido relacionado

> Desaparecerá paso que conecta a Boca del Monte con zona 21 capitalina
> Desaparición de niño que habría sobrevivido una noche en zona boscosa inquieta a vecinos de El Tablón, Villa Canales 
> Vecinos protestan por falta de agua en Santa Elena Barillas