Conor McGregor recibe cargos formales por agresión y conducta criminal pero sale libre

El peleador irlandés de artes marciales mixtas, Conor McGregor, fue puesto en libertad este viernes tras pagar una fianza de US$50 mil y haber escuchado los tres cargos de agresión y uno de vandalismo que le han sido impuestos por su participación el jueves en un altercado en el aparcamiento interior del Barclays Center de Brooklyn.

Conor McGregor recibió una acusación formal por agresión y conducta criminal. (Foto Prensa Libre:AFP)
Conor McGregor recibió una acusación formal por agresión y conducta criminal. (Foto Prensa Libre:AFP)

McGregor, un excampeón del mundo de los pesos pluma y ligero de la UFC, que hizo también historia por enfrentarse al exmonarca invicto del boxeo el estadounidense Floyd Mayweather Junior, estaba siendo procesado en una comisaria neoyorquina, donde se encuentra arrestado y hasta el momento no le han sido puestos cargos oficiales.


El Departamento de Policía fue el que se encargó de ponerle los cargos a McGregor, que se presentó voluntariamente el jueves por la noche en la comisaria número 78 de Nueva York, donde estuvo detenido.

La juez encargada del caso emitió una orden de protección que involucraba a dos de los combatientes: Ray Borg y Michael Chiesa, con la que establece que McGregor debe mantenerse alejado de ellos y también especificó que incluye mensajes en las redes sociales.

“Él (McGregor) es captado en un video de vigilancia, cuando levanta una silla y la arroja a la ventana de un autobús de pasajeros”, denunció el fiscal. “Dos personas en el autobús sufrieron heridas. El acusado también le lanza un puñetazo a alguien que estaba en un puesto de seguridad”.

El abogado defensor de McGregor, Jim Walden, le pidió a la juez que permitiese al peleador irlandés conservar su pasaporte para poder viajar y “seguir su oficio”, ya que no había riesgo de que McGregor no regresara a la corte el próximo 14 de junio para responder a los cargos que pesan en su contra.

“Es la cara más visible del planeta”, argumentó Walden. “No tiene antecedentes penales”.

De acuerdo a Walden, McGregor también tendrá que comunicarse por teléfono con las autoridades judiciales cada semana para que conozcan sus planes de viaje y puedan aprobarlo.

Otro peleador de la MMA, Cian Crowley, que acompañaba a McGregor cuando se generó el incidente violento, también fue acusado formalmente de agresión y conducta criminal tras entregarse junto con el excampeón mundial a las autoridades en la comisaría número 78 de Nueva York.

Las autoridades policiales neoyorquinas actuaron en contra de McGregor y su entorno por haber irrumpido en un evento de UFC, organización de las artes marciales mixtas, y lanzar objetos hacia los autobuses donde los protagonistas de la velada UFC 223 eran transportados.

El dos veces campeón de la promotora asistió al día de medios en el Barclays Center, en Brooklyn, con un séquito de personas que le acompañaron.

Tras descubrir que la reunión ya había terminado se enfureció y se fue directamente a los autobuses donde estaban los peleadores.

Cuando los encontró, McGregor y su equipo comenzaron a arrojar objetos hacia el autobús, provocando la ruptura de una ventana, que le causó cortaduras al peleador Michael Chiesa y le rompieron un nudillo a un empleado de la promotora.

En distintos videos en redes sociales se ve a Conor y a su equipo lanzando vallas metálicas de protección. (Foto Prensa Libre: Tomada de UFC)

“Esto es lo más asqueroso que me ha pasado en la historia de la compañía. Hay una orden de aprehensión para McGregor en este momento. Su avión no puede salir del aeropuerto, no puede salir del estado, lo van a demandar muchas personas”, dijo Dana White, presidente de la UFC.

En distintos videos en redes sociales se ve a Conor y a su equipo lanzando vallas metálicas de protección y otros objetos pesados contra los autobuses mientras discutían con empleados de seguridad de la UFC.

El peleador Artem Lobov, quien iba a combatir contra Alex Cáceres en el evento del próximo sábado 7 de abril, fue removido de la cartelera por participar en dicha trifulca.

Lobov es amigo de McGregor y días antes se confrontó con Khabib Nurmagomedov.

“Lo que pasó hoy es criminal, asqueroso, me hace sentir enfermo y nosotros como organización necesitamos encargarnos de que no vuelva a suceder esto”, afirmó White, quien añadió que Chiesa está siendo evaluado en un hospital para determinar si podrá pelear contra Anthony Pettis.

McGregor causó destrozos en el Media Day de UFC 223. (Foto Prensa Libre: AFP)

Más tarde se confirmó oficialmente que no podrá pelear al igual que Lobov y Ray Borg.

Chiesa (14-3), un peso ligero, sufre laceraciones en la cara, mientras que el peso mosca Borg (11-3), que se iba a enfrentar a Brnadon Moreno, tiene también una herida ocupar que presuntamente se le produjo como consecuencia de la rotura de cristales del autobús donde se encontraban y que fue atacado por McGregor y sus acompañantes.

Lobov (13-14-1), compañero de equipo de McGregor, había sido retirado de su lucha contra Cáceres debido a su participación en el incidente.

A principios de esta semana, Lobov estuvo involucrado en una pelea de hotel menor con el peso ligero de UFC Khabib Nurmagomedov, quien está programado para pelear el sábado contra Max Holloway.

“La Comisión Atlética del Estado de Nueva York tomó la decisión de retirarme del UFC 223”, escribió Chiesa en Twitter. “Estoy devastado por decir lo menos. ñPettisí, espero que este partido se dispute lo antes posible, el 9 de junio en tu patio trasero. Eso es todo lo que tengo que decir por ahora. Mucho amor”.

Contenido relacionado

> Floyd Mayweather ahora peleará con los pies

> Conor se burla de Mayweather por no querer una revancha