El Tour de Francia retira su denuncia contra la espectadora de la pancarta que provocó caída masiva

El Tour de Francia retiró este jueves 1 de julio su denuncia contra la espectadora acusada de estar en el origen de la multitudinaria caída de la primera etapa, entre Brest y Landerneau, informó su director Christian Prudhomme en la salida de la sexta etapa en la ciudad de Tours.

Publicado el
Los organizadores de la competencia reconocieron que dieron de baja la demanda luego que la mujer se presentara ella misma ante las autoridades policiales tras ser buscada durante cuatro días. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL.
Los organizadores de la competencia reconocieron que dieron de baja la demanda luego que la mujer se presentara ella misma ante las autoridades policiales tras ser buscada durante cuatro días. Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL.

“Esto tomó proporciones locas”, declaró a la AFP el director del Tour, Christian Prudhomme.  “Queremos apaciguar las cosas y sobre todo que el mensaje cale entre el público. Se trata de recordar las medidas de precaución en la ruta del Tour”, agregó.

Los organizadores del Tour de Francia retiraron este jueves 1 de julio su denuncia contra la mujer que provocó la caída durante la primera etapa.

Una decisión tomada “en aras del apaciguamiento” ante el “entusiasmo mediático” provocado por este asunto, en palabras de Pierre-Yves Thouault, subdirector del Tour de Francia.

“Es necesario que todos se tranquilicen”, añadió Christian Prudhomme antes la dimensión mediática que suscitó el tema los últimos días.

La espectadora, una francesa de 30 años, fue detenida el miércoles 30 de junio y seguía estándolo este jueves 1 de julio, según la gendarmería de Finistère.

La investigación fue abierta por “lesiones involuntarias con incapacidad que no excede los tres meses por violación manifiestamente deliberada de una obligación de seguridad o de prudencia”.

El sábado, en la primera etapa del Tour, una espectadora que agitaba una pancarta, dando la espalda a la dirección que tomaba la carrera, fue atropellada por el pelotón, provocando la caída de muchos ciclistas a 45 km de la llegada.

Según las autoridades la intención de la mujer era enviar un mensaje a sus familiares por televisión. Su cartel, que decía “Allez Opi-Omi!”, fue interpretado como una mezcla de alemán y francés que tradujeron como “Vamos abuela y abuelo”.

Mientras tanto, la fanática que llevaba una chaqueta amarilla el día del accidente deberá pagar una multa que podría estar entre los mil 500 y 15 mil euros.