“Es un gilipollas y un mentiroso”: El bochornoso comentario en televisión con el que se refirieron a Novak Djokovic

Dos presentadores de televisión en Australia comenzaron a criticar al tenista serbio Novak Djokovic sin darse cuenta de que el micrófono estaba abierto. Lo señalaron de “gilipollas y mentiroso”.

Publicado el
El serbio Novak Djokovic ha causado una tormenta en Australia desde que ingresó para participar en el Australian Open. Foto Prensa Libre: AFP.
El serbio Novak Djokovic ha causado una tormenta en Australia desde que ingresó para participar en el Australian Open. Foto Prensa Libre: AFP.

Los presentadores del Canal 7 de televisión en Australia, Rebecca Maddern y Mike Amor, se han vuelto virales porque criticaron duramente al número uno del tenis mundial, Novak Djokovic, sin darse cuenta que el micrófono estaba abierto. Lo calificaron de ser “un gilipollas y un mentiroso”.

“Lo mires por donde lo mires, Novak Djokovic es un mentiroso, un tramposo, un gilipollas”, dijo Maddern, mientras se preparaba junto con su compañero Amor para entrar en directo en el programa de noticias de las 18 horas del Canal 7 de la televisión australiana.

“Lo mires por donde lo mires, es una pena que otros le apoyen”, continuó. “Eso es, quiero decir, es gilipollas”, argumentó el presentador.

“Como salir cuando sabes que eres positivo – de covid-19 -. Bueno, no creo que ni siquiera fuera positivo”, aseguró Maddern.

“Tiene una puta excusa de mierda y luego cayó sobre sus propias putas mentiras. Es lo que pasa, ¿no? Eso es lo que pasó”, apuntó Amor. “Y luego él marcando que no fue a España”, continuó el comunicador.

“Creo que se va a salir con la suya”, dijo Amor a Maddern quien le dio la razón: “Oh, lo va a hacer. Se va a salir con la suya”. “Creo que la mayoría de la gente justa diría: ‘Mira, el tipo es un gilipollas’. ¿Hicimos lo correcto con él? No lo sé”, se preguntó Amor. “No. No lo creo”, respondió Maddern.

“La Fuerza Fronteriza lo jodió. Ese es el problema, ¿no?”, dijo Amor. “No creo, no creo que se haya ganado nada metiéndolo en el hotel de inmigración”, admitió.

“No, pero el problema es que cómo justificas que la persona que está en el mismo avión con él también tenga…”. Amor no terminó su frase. “No se puede justificar, pero lo cierto es que la vida nunca es justa”.

“Esa pobre chica checa que fue enviada a casa. Cazada y enviada a casa”, se rio Amor, refiriéndose a Renata Voracova, a la que las autoridades australianas le cancelaron la visa y tuvo que abandonar el país.

Por ahora el número uno del tenis mundial sigue su preparación para el Abierto de Australia e incluso ya fue incluido en los sorteos de este torneo.

Mientras tanto, a Djokovic lo investigan por posiblemente haber mentido mentido para poder ingresar en el país.

El tenista reconoció que cometió fallos humanos al rellenar los documentos y al acudir siendo positivo por covid-19 a una entrevista en Francia “para no dejar tirado al periodista”.

Además, el ministro de Inmigración de Australia, Alex Hawke, podría ejercer todavía su poder personal para pedir que se cancele el visado de Djokovic.

Si eso sucede, el tenista serbio, además de tener que abandonar el país se enfrentaría a una sanción que le prohibiría entrar en Australia durante tres años.

En Australia, según algunas encuestas publicadas, están en contra de que el serbio permanezca en aquel país.