Isaac fue el primer jugador NBA que no se arrodilló durante la entonación del himno

El joven ala-pívot de los Orlando Magic Jonathan Isaac fue el primer jugador de la NBA que no se arrodilló durante el himno estadounidense, un gesto de protesta contra el racismo que se lleva a cabo en todos los juegos del reinicio de la temporada.

El ala-pívot de los Orlando Magic Jonathan Isaac fue el primer jugador de la NBA que no se arrodilló durante el himno estadounidense. Foto Prensa Libre: Captura de video.
El ala-pívot de los Orlando Magic Jonathan Isaac fue el primer jugador de la NBA que no se arrodilló durante el himno estadounidense. Foto Prensa Libre: Captura de video.

Formando una única fila, los jugadores de los Magic y de los Brooklyn Nets hincaron la rodilla al unísono durante el himno previo a su partido, en el que la franquicia de Orlando se impuso por 128-118.

Isaac, de 22 años, fue el único jugador que permaneció de pie en la cancha sin espectadores de Disney World (Orlando) durante toda la interpretación manteniendo sus manos en la espalda.

El jugador afroamericano tampoco vistió como el resto una camiseta negra con el lema “Black Lives Matter” (La vida de las personas negras importa) y en cambio escuchó el himno con su uniforme de los Magic.

“Creo absolutamente en ‘Black Lives Matter’,  pero creo que arrodillarse o usar una camiseta de ‘Black Lives Matter’ no va de la mano con el apoyo a las vidas de las personas negras”, dijo Isaac, un jugador profundamente religioso que el pasado febrero fue ordenado pastor de la iglesia J.U.M.P. Ministries Global Church en Orlando.

“Cuando miras alrededor, el racismo no es lo único que asola nuestra sociedad, nuestra nación, nuestro mundo”, afirmó. “Así que me uní a ese mensaje. No es solo el racismo, sino todo lo que asola nuestra sociedad. Nuestro sentimiento, nuestra respuesta a ello es el Evangelio”.

El resto de jugadores de los Magic, de los Nets, los entrenadores y los árbitros se arrodillaron en la cancha, algunos de ellos con los brazos entrelazados y otros levantando el puño al aire.

Este mismo gesto de protesta fue llevado a cabo al inicio de los dos juegos con los que el jueves se reanudó la temporada de la NBA, entre los Utah Jazz y los New Orleans Pelicans y entre Los Angeles Lakers y Los Angeles Clippers, incluidos sus jugadores estrella LeBron James y Kawhi Leonard.

Apoyado por sus compañeros

“Lo hablamos y creo que todos los equipos tuvieron la misma conversación”, dijo el entrenador de los Magic, Steve Clifford. “Es una decisión personal, todos apoyamos al otro en esto y si hay chicos que no quieren hincar la rodilla y quieren estar de pie, nadie tiene un problema con eso (…) Es parte de vivir en nuestro país”.

“Fue su decisión y todos lo apoyamos”, dijo de su lado Evan Fournier, escolta francés de los Magic. “No nos lo explicó y no tiene por qué hacerlo. Todos decidimos que nos íbamos a arrodillar, pero su decisión fue no hacerlo. No hubo presión para hacer nada y lo apoyamos”.

La NBA establece en su reglamento que los jugadores deben escuchar el himno erguidos, pero el comisionado Adam Silver dijo el jueves que, bajo las “circunstancias únicas” que se viven en Estados Unidos por el actual clima de protesta contra el racismo, la liga no actuará contra los equipos.

El gesto de hincar la rodilla, uno de los símbolos de las protestas, fue popularizado en 2016 por el jugador de football americano Colin Kaepernick, quien fue en su momento objeto de duras críticas, entre ellas del presidente Donald Trump, y nunca volvió a ser contratado por ningún equipo de la NFL.