¡La tercera condena! Larry Nassar es sentenciado a otros 125 años

El exmédico del equipo de gimnasia de EE. UU., Larry Nassar, fue hallado culpable este lunes con una condena de un mínimo de 40 a 125 años de prisión, la tercera sentencia en su contra.

El exmédico Larry Nassar recibió tres condenados, por abuso sexual a las gimnastas y por pornografía. (Foto Prensa Libre: AFP)
El exmédico Larry Nassar recibió tres condenados, por abuso sexual a las gimnastas y por pornografía. (Foto Prensa Libre: AFP)

El exmédico Larry Nassar recibió este lunes una tercera condena, de hasta 125 años de cárcel, relacionada con el escándalo por abusos sexuales a más de 265 atletas, que provocó una conmoción sin precedentes en la competitiva gimnasia olímpica estadounidense.


Nassar, exmédico de la Federación Estadounidense de Gimnasia y experto de la Universidad Estatal de Michigan, fue sentenciado a entre 40 y 125 años de prisión adicionales a otras dos penas recibidas anteriormente.

“Esto finaliza el proceso legal que involucra a Larry Nassar. Entiendo que esto no pone punto final al sufrimiento emocional y físico que él ha causado”, dijo la jueza Janice Cunningham después de leer las pesadas condenas.

Así, este lunes Nassar fue sentenciado por abusos sexuales contra siete jóvenes mujeres en el centro de entrenamientos de alto desempeño de Twistars, en Michigan.

Nassar ya había sido condenado a 60 años de cárcel por posesión de pornografía infantil y a un período de hasta 175 años por abusos sexuales a unas 265 niñas y jóvenes, incluyendo gimnastas de la selección olímpica o de equipos universitarios.


De acuerdo con los demoledores testimonios presentados por las propias víctimas durante los procesos, los abusos sexuales perpetrados por Nassar ocurrieron durante un período de por lo menos 20 años.

En ese tiempo, Nassar se convirtió en la figura más importante del equipo médico de la gimnasia olímpica estadounidense y ocupó un lugar destacado como profesor en la Universidad Estatal de Michigan (MSU).

Nuevo pedido de disculpas

Este lunes, Nassar recibió autorización para leer un breve comunicado ante la corte, en que volvió a pedir disculpas por su conducta.

“Las palabras pronunciadas por cada persona que habló (en el proceso), incluyendo los padres, han impactado en lo más profundo de mí. Es imposible explicar cuán profundamente siento lo ocurrido con todos y cada uno”, dijo.

El proceso contra Nassar tuvo momentos desgarradores, incluidos testimonios aplastantes de multicampeonas olímpicas y mundiales de gimnasia, que en Estados Unidos son consideradas un motivo de orgullo nacional.

Talentos de la talla de Simone Biles, Aly Raisman, Alexis Moore, McKayla Maroney y Gaby Douglas, entre otras, denunciaron los abusos sexuales que sufrieron durante años por parte de Nassar.

Pero más allá de las estrellas mundiales de la gimnasia, decenas y decenas de niñas, algunas con edades de hasta 13 años, sufrieron manoseos y abusos durante sus tratamientos con Nassar para mantener vivo el sueño de la gloria deportiva.

Algunas de ellas narraron ante la corte como incluso Nassar se las ingenió para someterlas a abusos durante consultas en que las madres de las gimnastas estaban presentes en la sala.

Escándalo aún lejos del fin

La exatleta Kaitlyn Basel dijo en su testimonio que tenía apenas 12 años cuando fue atendida por Nassar por una lesión y sufrió abusos.

“Es el maestro de la manipulación. Nos entrenó para que pensemos que él era un santo que nos ayudaría, que sin él no podríamos mejorar”, dijo.

El escándalo, sin embargo, está aún lejos de terminar con las condenas a Nassar.

Casi toda la dirección de la Federación Estadounidense de Gimnasia se vio forzada a renunciar, ante los generalizados cuestionamientos sobre cómo fue posible que Nassar se comportara de esa forma durante tanto tiempo sin que nadie tomara medidas.

La estelar Raisman fue quien, durante una de las audiencias, se preguntó cómo y por qué fallaron los mecanismos de control en la Federación que permitieron a Nassar seguir abusando de atletas durante décadas, a pesar de las quejas.

La también multimedallista olímpica Maroney y una antigua compañera del equipo nacional, Maggie Nichols, dijeron que denunciaron la actitud de Nassar a la Federación ya en el  2015, antes de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, en 2016.

En tanto, un fiscal especial investigará por qué ocurrió lo mismo en la Universidad Estatal de Michigan, donde Nassar “ha podido actuar impunemente durante casi 20 años”.

El Comité Olímpico estadounidense también informó que abrirá una investigación sobre cómo fue posible que “abusos de esta magnitud no se hubieran detectado por tanto tiempo”.