Novak Djokovic cada vez más cerca del Golden Slam en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

El número uno mundial Novak Djokovic dio un paso más en su objetivo de conquistar el oro olímpico que le acerque al Golden Slam y este jueves 29 de julio se clasificó para semifinales, al igual que Pablo Carreño, que puede darle un metal a España.

Publicado el
Novak Djokovic durante el juego de cuartos de final ante el japonés Kei Nishikori en el Ariake Tennis Park en Tokio. El serbio avanzó a las semifinales. Foto Prensa Libre: AFP.
Novak Djokovic durante el juego de cuartos de final ante el japonés Kei Nishikori en el Ariake Tennis Park en Tokio. El serbio avanzó a las semifinales. Foto Prensa Libre: AFP.

El serbio no parece tener rival esta temporada y se deshizo del ídolo japonés Kei Nishikori por un claro 6-2 y 6-0. “Me siento cada vez mejor y hoy fue mi mejor actuación en el torneo”, se felicitó tras el partido Djokovic.

“No es que los partidos estén siendo cada vez más fáciles, sino que mi tenis va mejorando. Me ha pasado muchas veces en mi carrera. Soy ese tipo de jugador que mejora su juego a medida que avanzan los torneos”, añadió el tenista de Belgrado.

El número 1 mundial suma así su vigesimosegunda victoria consecutiva y mantiene vivo el objetivo de conquistar el Golden Slam, es decir, ganar los cuatro torneos grandes y el oro olímpico en un mismo año.

Esta hazaña solo la realizó en la historia la alemana Steffi Graff en 1988.

Djokovic ya ha ganado de momento Australia, Roland Garros y Wimbledon y, en caso de colgarse el oro en Tokio, sólo le quedaría la victoria en el US Open.

En semifinales, el serbio se enfrentará al alemán Alexander Zverev (N.5), que derrotó por 6-4 y 6-1 al francés Jérémy Chardy (N.68).

Zverev, 24 años, se ha enfrentado en ocho ocasiones a Djokovic, que domina claramente por 6-2, las últimas cinco de manera consecutiva.

Por la otra parte del cuadro se enfrentarán Carreño (N.11) y el ruso Karen Khachanov (N.25), después de que el español eliminase al número 2 mundial Daniil Medvedev, por 6-2 y 7-5.

“Como último representante de la Armada (el equipo español de tenis) me hacía mucha ilusión seguir peleando por esa medalla tan ansiada”, declaró Carreño tras el partido.

El español sacó muy bien y a medida que fue mejorando el resto se encontró con oportunidades de atacar el juego de un Medvedev que acabó desquiciado, rompiendo su raqueta tras lanzarla tres veces al suelo antes de saludar a su rival al finalizar el partido.

“Él fue mejor que yo”, admitió Medvedev. “Con el nivel al que ha jugado hoy (jueves) puede ganar grandes torneos, pero desconozco la razón por la que está jugando así acá y no lo hace en otros torneos”.

“Es mi objetivo y para eso trabajo todos los días, para dar este nivel, pero unos días sale y otros no”, contestó el español, que como mejor resultado tiene dos semifinales en el US Open (2017 y 2020).

Preguntado qué lugar ocupa esta victoria en su carrera, el español respondió: “Espero que ocupe el número uno y que en vez de una semifinal sea una final. Vine para conseguir una medalla; quedamos cuatro y solo hay tres medallas, así que falta un pasito”.