David Hernández, el pescadito de Amatitlán se baña en oro en Barranquilla

El velerista amatitlaneco David Hernández ganó medalla de oro en la Clase Sunfish de Navegación a Vela y sumó el sexto metal dorado para Guatemala en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018.

El velerista nacional David Hernández, durante la jornada de este martes. (Foto Prensa Libre: Cortesía COG)
El velerista nacional David Hernández, durante la jornada de este martes. (Foto Prensa Libre: Cortesía COG)

Apenas tenía 8 años cuando un curso de vacaciones le llamó la atención al pequeño David Hernández. No le tenía miedo al agua; al contrario, se conocía a la perfección las dimensiones del Lago de Amatitlán, el lugar donde nació.


En la aldea Tacatón vivía un grupo de niños que querían aprender a navegar los barquitos que observaban desde la orilla. Uno de ellos era David, quien formó parte de los pescaditos, como se le llamaba al programa de niños de escasos recursos de las aldeas alrededor del lago. El entrenador cubano Pedro Luis Rodríguez —ahora con la delegación de Puerto Rico— observó que David traía ese don especial que lo haría un ganador, y no dudó en que se quedara en el programa.

Desde su llegada, una de sus ilusiones era practicar sunfish, una especialidad que le ha empezado a dar triunfos desde hace varios años.

A Barranquilla llegó como campeón de los Juegos Bolivarianos. Sabía que era el momento de dar ese salto especial, ese que lo colocara entre los mejores veleristas guatemaltecos, y así fue, el Pescadito, ahora de 23 años, logró su primera medalla en Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Puerto Velero.

David Hernández Consiguió el metal dorado en la clase sunfish de la navegación a vela

David dominó el viento como todo un conocedor. Desde la primera regata, la cual ganó, demostró que esa sería su competencia. Ayer, en la última carrera salió al mar con un solo punto de diferencia con el cubano Léster Hernández, pero la medalla de oro no se la quitarían. El guatemalteco ingresó primero en las dos últimas regatas y se aseguró el metal dorado con el que soñaba desde que tenía 8 años cuando navegaba por  el Lago de Amatitlán.

Lee además: Lee también: El guatemalteco Charles Fernández es el rey del pentatlón moderno en Barranquilla 2018

El campeón estaba sonriente, solo sentía el viento soplarle en el rostro y recordaba esas largas jornadas de entrenamiento en el agua que valieron la pena.

“Estoy muy feliz. Se logró esto gracias al trabajo del equipo. Me imagino que el país estará feliz, así como mi familia. Sabíamos que la medalla se podría lograr y lo conseguimos”, indicó el campeón, quien agradeció el trabajo de su entrenador Hugo Guzmán.

David hoy recibirá la medalla fruto de la entrega, sacrificio y amor por la navegación a vela. Y en Guatemala estarán esos niños que lo ven como ejemplo y con los que trabaja todos los días en la Asociación de Vela, como entrenador junior. En casa también lo estará esperando su hijo de 4 años.

El velerista amatitlaneco tendrá ahora como misión lograr su clasificación a los Juegos Panamericanos de Lima 2019, para terminar su ciclo olímpico. Con los Olímpicos de Tokio no podrá soñar porque la especialidad de sunfish no participa, pero por el momento David tiene mucho para festejar y demostrar que cuando el talento y el sacrificio se unen se pueden lograr grandes triunfos y momentos.

Contenido relacionado

> Barranquilla 2018: 5 grandes sorpresas de los Juegos Centroamericanos y del Caribe
>
 
Charles Fernández gana dos oros para Guatemala en Barranquilla
>
 
Juan Ignacio Maegli gana la medalla de oro en Barranquilla