El softbol gana terreno en Quetzaltenango; una mujer ha impulsado la práctica de este deporte

La pandemia del nuevo coronavirus no detuvo el trabajo de la Asociación de Softbol de Quetzaltenango. Karla Calderón de Paz ha sido pieza fundamental para lograr que este deporte crezca en la ciudad altense.

Archivado en:

Deporte NacionalSoftbol
Los equipos femenino y masculino de Xela que participan en el softbol nacional.  Foto Prensa Libre: Cortesía.
Los equipos femenino y masculino de Xela que participan en el softbol nacional. Foto Prensa Libre: Cortesía.

Karla Eugenia Calderón de Paz asegura estar enamorada del softbol, deporte que la cautivó desde 2006 en la ciudad de Quetzaltenango. Ahora continúa como entrenadora  —y jugadora en  ocasiones— de los equipos masculino y femenino de la selección de ese departamento.

Karla comenzó haciendo trabajos administrativos en la asociación local, y poco a poco se abrió  espacios hasta alcanzar la dirección técnica. “Conocí el softbol por el señor Jorge Mendizábal. Él trajo a dos equipos de la capital a Xela para jugar un partido de exhibición. Desde aquel momento me encantó”, recuerda.

Para este año sus sueños van desde tener un torneo local con varios equipos, para masificar el deporte, hasta tener   un campo propio para entrenar y jugar,  porque  ahora el diamante de beisbol del complejo deportivo altense no está siempre disponible para sus dirigidos.

Los integrantes de la selección masculina de Xela participan en un torneo de la cuarta división del softbol nacional. Foto Prensa Libre: Cortesía.

Fue hace 14 años  que  inició el camino  en una ciudad que se había resistido a darle el apoyo total, pero aún así  la brecha se ha abierto y cada día se integran más jugadores.

Desde el 2013  ha logrado que los equipos disputen torneos en la capital y, en medio de las restricciones por el nuevo coronavirus, lograron que   seis     jugadoras se integraran a un cuadro de la Liga Mayor A,  “para foguearse y mantenerse activas en forma presencial durante la era del covid-19”.

La tierra altense acogió  a un deporte que en la capital   ya lleva muchos kilómetros recorridos y los dirigentes esperan seguir avanzando, relató.

La selección femenina de Xela participa en la Liga Mayor A del softbol nacional. Foto Prensa Libre: Cortesía.

Este deporte, como muchos otros, sufrió por el parón al que obligó la pandemia. Karla asegura que la pandemia les afectó, pero tuvieron que ser creativos para cautivar a los atletas que participaban en esta disciplina. Entre las medidas, recurrieron a actividades virtuales y usaron diversas redes sociales para mantenerse en movimiento.

“Han sido meses difíciles —de marzo a noviembre—, pero logramos hacer cosas diferentes. Nuestras actividades motivaron a los deportistas a retenerse en esta disciplina”, explica.

Hoy ven los frutos  y, sobre todo, la felicidad de los jugadores porque tuvieron actividad presencial nuevamente.

Karla Calderón de Paz es la entrenadora -y jugadora- en la Selección de Softbol de Xela. Foto Prensa Libre: Cortesía.

Entre sus logros, ganaron los Juegos Nacionales Virtuales, efectuados en diciembre último, con ejercicios físicos. El softbol se ha convertido en una disciplina que ha ganado terreno en Quetzaltenango.

“Los integrantes de los equipos están motivados. Este no es un deporte solo para mujeres. Prueba de ello es que hay más equipos en la liga masculina que en la femenina”, comenta Karla.

En el país el softbol masculino se disputa desde la cuarta división a la Liga Mayor A, mientras que en la femenina solo de la categoría especial a las ligas  Mayor A y B.

El equipo femenino de softbol de Xela fue el primero en participar en el torneo nacional. Foto Prensa Libre: Cortesía.

“Este es un deporte para todos. Por ahora ya contamos con equipos en las dos ramas, y eso es muy importante. Es una satisfacción”, expresa la entrenadora, que estuvo lejos de la cancha durante cinco años porque se hizo madre. Ahora tiene dos hijos, de 18 y 11 años, quienes practican el deporte junto a ella.

Cuando Karla regresó, en el 2013, logró que la selección femenina compitiera a escala nacional. En el 2019, con el apoyo de varias personas, entre ellas Héctor Sazo, presidente de la Federación, le consiguió un espacio a la selección masculina para competir.

El equipo masculino de softbol de Quetzaltenango comenzó su aventura en la cuarta división nacional en 2020. Foto Prensa Libre: Cortesía.

Además, según cuenta, las autoridades   han dado cuatro becas a jugadores destacados. “Yo estoy enamorada de este deporte, y hemos logrado hacer cosas importantes con los pocos recursos que tenemos”, dice.