Érick Barrondo y su equipo de marcha llevan alegría a la niñez en las fiestas navideñas

Por décimo año consecutivo, el medallista olímpico Érick Barrondo llevo alegría y esperanza en la época de Navidad a las comunidades de San Cristóbal Verapaz, junto a un grupo de atletas de marcha atlética, quienes caminaron varios kilómetros para llegar a las familias.

Publicado el
Érick Barrondo y su equipo de marcha visitaron entregaron regalos en cinco comunidades de San Cristóbal Verapaz. (Foto Érick Barrondo).
Érick Barrondo y su equipo de marcha visitaron entregaron regalos en cinco comunidades de San Cristóbal Verapaz. (Foto Érick Barrondo).

Este año, el seleccionado nacional entregó víveres a mujeres de la tercera edad de la aldea Chiyuc, además de regalos a los niños de Santa Elena, Saquixim, Chepenal, Nuevo Quejá. En todos los lugares fueron recibidos con una sonrisa de alegría y agradecimiento.

“Con la repartición de alimentos nos tocó caminar muchísimo entre las montañas, caminos con lodo y grandes charcos de agua. Parte de la idea fue que los muchachos del equipo vivieran por un día las adversidades y dura experiencia que le toca vivir a nuestra gente en el interior, día con día”, expresó Barrando.

En el grupo de marchistas también se encontraba José Eduardo Ortiz, quien participó en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y cerró el 2021 con una medalla de bronce en el Panamericano Júnior que se realizó en Cali-Valle.

Barrondo, medallista de plata de Londres 2012, indicó que esta vez entregaron en las diferentes aldeas tres mil 770 regalos, así como cien bolsas de alimentos. Su objetivo para el próximo año es tener el apoyo de más empresas, para entregar al menos 10 mil obsequios a los niños, y así beneficiar a más aldeas.

Más alegrías
Por su parte, la Fundación Olímpica de Guatemala (Funog) reunió a algunos de los niños de asentamientos para ver una película, y se les ofreció una refacción. También entregaron bolsas de víveres a varias familias.

“Al igual que años anteriores, con mucho cariño y alegría se hizo entrega de una bolsa navideña en todas las sedes de Funog como premio a los niños y jóvenes que fueron más constantes en asistencia y en la aplicación de los valores olímpicos”, indicó en redes sociales.

Agregó: “Muchas de las familias de los integrantes aún viven las secuelas materiales o físicas que dejó la pandemia del covid-19 y estos pequeños detalles son un alivio para el cierre de este año”.
La Fundación Olímpica ha beneficiado a más de mil 550 niños y jóvenes de sedes en la capital, Baja Verapaz, Sacatepéquez y Escuintla.