Herlinda Xol, el orgullo de las mujeres queqchíes, que enseña a correr a los niños

Herlinda Xol es una exatleta de fondo, quien por más de 16 años representó a Guatemala a escala internacional. Es originaria de la aldea San Marcos, San Juan Chamelco, donde ahora comparte su conocimiento con un grupo de más de 30 deportistas.

La entrenadora Herlinda Xol compartió con el grupo de atletas de Piecitos de Jade, llevó a niños y jóvenes a un balneario. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)
La entrenadora Herlinda Xol compartió con el grupo de atletas de Piecitos de Jade, llevó a niños y jóvenes a un balneario. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)

Herlinda es una de las atletas más queridas en Alta Verapaz, su caminar descalzo por las calles empedradas o de tierra la han hecho ser una mujer digna de admirar y de imitar, además, ser indígena y practicar atletismo la distingue dentro del mundo del deporte.

“Me siento orgullosa, no cualquiera de las compañeras tiene esa oportunidad. Estoy contenta y feliz de representar a las mujeres. En el atletismo, por ser mujer indígena, tuve dificultades pero pude sobrepasar esos tropiezos con trabajo y sacrificio”, reconoció la ahora entrenadora.

Herlinda considera que las dificultades que más le han costado para salir adelante es la desigualdad por ser indígena, pero que ha tenido la serenidad para seguir con sus objetivos.

“Una de las situaciones más difíciles fue en 1997, cuando gané mi clasificación a Puerto Rico, luego de competir en el estadio Mateo Flores (ahora Doroteo Guamuch Flores) y quedar en tercer lugar me había ganado mi pase, pero la sorpresa fue que enviaron a otra persona en mi lugar porque era familiar de un trabajador del Comité Olímpico Guatemalteco (COG). Hablé con la empresa Corporación San Francisco y otras personas que me siempre me han apoyado, y me dieron para que comprara mi pasaje y mis viáticos: ‘vaya a quitarse ese enojo y haga un buen papel’, me dijeron”, recuerda la fondista, quien logró en esa ocasión terminar como la mejor guatemalteca y 36 en la clasificación general.

“Me sentí discriminada”, lamenta Herlinda, quien también recuerda un momento duro en el 2012 en Edmonton, Canadá, cuando en la oficina de migración no la querían dejar ingresar porque el color de su cabello era distinto. La fondista logró ingresar al país y a su regreso en se encontró de nuevo con la agente de migración. “Le enseñé mi medalla y le dije que era seleccionada y me había ganado mi derecho de competir. No vine a hacer mi trabajo por mi peinado”, recuerda.

Grupo elite de los atletas del equipo Piecitos de Jade, de Herlinda Xol, disfrutaron nadando en el río Caq Iximché. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)

Grandes retos

Después de participar por varios años Herlinda, hace cinco años decidió retirarse y entrenar a niños. Lo decidió porque siempre tuvo el apoyo de su esposo y quería enseñarles a los pequeños que se les gusta el deporte y traslada su conocimiento a los equipos Piecitos de Jade y Legión Cobán.

“Es poco el desarrollo para las niñas queqchíes. Lamentablemente para todo se necesita recurso económico y es un tema del cual se carecen en las comunidades. Por lo que se debe trabajar más en la confianza de las niñas. Hay que abrir brechas y tocar puertas, hemos visto atletas de alto rendimiento que son de las comunidades, como Imelda Bac, Blanca Chub y Ana Maria Cacao, entre otras. Es gente humilde que destaca”, reconoció Xol.

Herlinda Xol captada en el barrio San Marcos, San Juan Chamelco, en donde reside y entrena a niños en el atletismo, en el grupo denominado Piecitos de Jade. (Foto Prensa Libre: Eduardo Sam Chun)

Herlinda dice que las niñas deben perder el miedo y ser más participativas, pero siempre deben mantener la humildad y sencillez para que logren cumplir con el sueño que tienen.

“Se debe celebrar a la mujer porque es ama de casa, mamá, además, educa y cuida a sus hijos durante años, es de valorar el trabajo de la mujer”, dice emocionada Herlinda, quien dice que este día se debe recordar los momentos difíciles por los que han atravesado las mujeres para salir adelante.

Contenido relacionado

> Herlinda Xol hereda la pasión a la niñez de San Juan Chamelco

> José María Caal el atleta que venció el vicio

> Correr se convirtió en la razón de vida y en una motivación para Herlinda Xol

0