José Toledo le da un bálsamo a víctimas de la tragedia del Volcán de Fuego 

Laureano, extrabajador del club de golf La Reunión y Milda (esposa) originarios de la desaparecida Aldea San Miguel Los Lotes, recibieron una luz (aporte para una casa) de parte del golfista guatemalteco José Toledo y sus amigos de todo el mundo. La pareja llora la muerte de más de 25 familiares. 

Laura de Toledo (derecha) consuela a Milda quien se acongoja cuando recuerda la tragedia del Volcán de Fuego. Observa el golfista José Toledo. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)
Laura de Toledo (derecha) consuela a Milda quien se acongoja cuando recuerda la tragedia del Volcán de Fuego. Observa el golfista José Toledo. (Foto Prensa Libre: Carlos Vicente)

La tragedia y el luto está acompañado de pena y una profunda tristeza. Así ha vivido la familia de Laureano y Milda de Dávila los últimos cinco meses y 24 días, en los que ha llorado a unos  25 familiares que perdieron la vida y otros que aún no aparecen después de la erupción del Volcán de Fuego, el  3 de junio pasado.


Los esposos y sus hijos Analía y Émerson son originarios de la desaparecida aldea San Miguel Los Lotes y están vivos por “obra de Dios”, pero lo perdieron todo, según cuentan.

Como reza la conocida frase, “mientras más oscura está la noche, más cerca está el amanecer”, la luz para los Dávila llegó por medio del golfista guatemalteco  José Toledo, quien logró recaudar US$32 mil 506 con sus amigos deportistas de todo el mundo,  para los damnificados de la tragedia, principalmente para quienes  trabajaban en el club de golf La Reunión.
Lee también: Ana Sofía Gómez confirma su regreso a la gimnasia y buscará la clasificación a Tokio 2020
Los fondos fueron entregados a la fundación de La Reunión y servirán para la construcción de dos casas, de 15 que tiene el proyecto, las cuales ya están avanzadas. Una  será para Laureano, quien trabajaba en el mantenimiento del campo de golf y su esposa Milda.

“Con mucho gusto venimos a entregar este gesto, que no es solo de parte mía, sino de más de 400 personas que donaron a nuestra campaña. Esto es para regresarle un poco a toda esta gente con la que me identifico, que son los amigos de La Reunión, quienes  perdieron todo”, señaló   Toledo, uno de los golfistas más emblemáticos de Guatemala.

Además apoyarán con un año de estudios para los pequeños Émerson y Analía. 

  El gesto de la Fundación y Toledo han hecho sonreír a los esposos en la adversidad.
“Me siento contento de saber de esta bendición que vino a la vida de mi familia. Estoy agradecido con la Fundación, con Toledo y  todos los que han apoyado en todo momento”, indicó Laureano, quien con una sonrisa recuerda que también fue caddy  en La Reunión.

El padre de familia, quien aún no consigue trabajo, cuenta que vivió un tiempo en albergues con sus hijos, mientras su esposa Milda se recuperaba en Guatemala luego de que un vehículo la arrastrara al tratar de escapar del material volcánico. 

Contenido relacionado

> El guatemalteco Víctor López será reconocido por la FIA en el 2018.
> Kevin Cordón busca inspirar a niños con película sobre su vida.  
> Deportista guatemaltecos celebran en su día con mensajes especiales.  

0