Raymundo y Poncio buscan darle más alegrías a Guatemala en la marcha

Los marchistas guatemaltecos José Raymundo y Maritza Poncio aseguraron en #LaEntrevista de TodoDeportes que tiene como objetivo regalarle al país más triunfos a escala internacional.

José Raymundo y Maritza Poncio durante la Entrevista de Tododeportes. (Foto Prensa Libre:Francisco Sánchez).
José Raymundo y Maritza Poncio durante la Entrevista de Tododeportes. (Foto Prensa Libre:Francisco Sánchez).

El pasado sábado se reunieron en el Campo Marte, 82 marchistas en representación de equipos de todo el país, para demostrar su talento en el Campeonato Nacional de Marcha 2018.


José Raymundo se llevó las palmas en los 20 kilómetros de marcha en la categoría mayor, al completar la prueba con un tiempo de 1 hora 25 minutos y 43 segundos.

“Estamos trabajando fuerte para dejar huella en la marcha. Se han ido quemando etapas en el deporte y la idea es seguir con la exigencia para mejorar los tiempos”, indicó José.

Raymundo es originario de Quiché y se inició en la caminata inspirado por Érick Barrondo, cuando ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Ese 4 de agosto, fue trascendental para Raymundo, quien trabajaba en una panadería, y se propuso entrenar fuerte para representar a Guatemala a escala internacional. De la mano de Teresita Collado dio sus primeros pasos en la marcha, dentro de sus muchas participaciones internacionales destaca el puesto 56 que ocupó en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Maritza Poncio fue segunda en la categoría mayor femenina, con un tiempo de 1:42:20., por detrás de Mayra Herrera.
Poncio nació en Cojxac, Totonicapán y se inició en la marcha a los 12 años, la atleta juvenil también representó a Guatemala en Río 2016, quedando en el puesto 52.

“Siempre trabajado con la idea de mejorar y cumplir con la planificación del entrenador, pero creo que hace falta un mejor trabajo en equipo”, manifestó Poncio.

Los marchistas tiene como principal reto en el 2018 es hacer la marca para estar en la Copa del Mundo de Marcha, en China, y tener la opción de estar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, de Barranquilla.