Definen el estadio de la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Sevilla

La final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Sevila se disputará en el Estadio Metropolitano, el nuevo recinto del Atlético de Madrid, anunció este lunes la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). 

El estadio Wanda Metropolitano será por primera vez sede de una Copa del Rey. (Foto Prensa Libre: AFP)
El estadio Wanda Metropolitano será por primera vez sede de una Copa del Rey. (Foto Prensa Libre: AFP)

“Tras la reunión mantenida este lunes 12 de febrero en la sede federativa de la Ciudad del Futbol, se ha acordado que el Estadio Wanda Metropolitano acoja la final del Campeonato de España / Copa de SM El Rey, que se disputará el próximo sábado 21 de abril entre el FC Barcelona y el Sevilla FC”, anunció la RFEF en un comunicado.

“Será la primera final del nuevo estadio del C. Atlético de Madrid, un espectacular escenario para disfrutar de la gran fiesta del fútbol español. El estadio cuenta con un aforo de 67.829 espectadores divididos en tres anillos y será sede de la final de la UEFA Champions League de la temporada 2018/19”, precisó el organismo.

El recinto fue inaugurado el 16 de septiembre de 2017 con un Atlético de Madrid – Málaga CF que se saldó con victoria colchonera por 1-0.

https://twitter.com/rfef/status/963084307177922561

Asignan boletos

Según el diario Marca, ambos clubes dispondrán de 22.000 plazas cada uno y el resto será para la federación.

El estadio del Atlético de Madrid era la única opción creíble para organizar la final de la Copa del Rey puesto que Madrid queda a medio camino entre Barcelona y Sevilla y porque era poco probable que el Real Madrid accediese a ceder su estadio, el Santiago Bernabéu, que tiene una mayor capacidad (81.000 asientos).

La jornada 34 de la Liga, prevista para le fin de semana del 21 y 22 de abril, sufrirá tres cambios por la final de Copa: el Sevilla-Real Madrid, el Barcelona-Villarreal y el Atlético-Betis deberán disputarse en otra fecha.

Será la quinta final copera consecutiva para el Barcelona, vigente campeón del torneo, y de ganarla sería su título 30 en esta competición.