Champions League: Aleksander Ceferin pidió perdón por polémico sorteo y dejó en claro que “no fue un error humano, fue un error de la UEFA”

El presidente del máximo organismo del fútbol europeo, Aleksander Ceferin, ha explicado que todo se debió a un problema informático aunque se sienten responsables.

El presidente de la Uefa, Aleksander Ceferin, pidió perdón por la situación que generó el sorteo de la Champions League. Asegura que no fue un error tecnológico sino de la Uefa. Foto Prensa Libre: AFP.
El presidente de la Uefa, Aleksander Ceferin, pidió perdón por la situación que generó el sorteo de la Champions League. Asegura que no fue un error tecnológico sino de la Uefa. Foto Prensa Libre: AFP.

El presidente de la Uefa, Aleksander Ceferin, pidió disculpas públicamente por los “errores tecnológicos” ocurridos el pasado lunes 13 de diciembre en el sorteo de los octavos de final de la Champions League.

Explicó que se optó por repetir el mismo para “ser transparente, no ocultar nada, y demostrar que respeta las reglas”.

Agregó: “Lamentamos que hayan ocurrido errores y pedimos disculpas, pero no han sido errores humanos sino tecnológicos”.

Además, indicó: “Cuando tuvimos la información de que había algún fallo en el software tuvimos una reunión por teléfono con los auditores que estaban presentes y con el proveedor externo del software. Ninguno pudo asegurar en qué momento se produjo el error y ambos propusieron volver a hacer el sorteo”.

Ceferin señaló en la conferencia de prensa posterior al Comité Ejecutivo que en la reunión de este jueves 16 de diciembre se abordó esta situación y que sostuvo que había que corregir el error.

“Nuestra decisión fue ser transparente, no ocultar nada y demostrar que respetamos las regulación”, expresó.

“Es pronto para hablar de consecuencias concretas, pero en el futuro debemos aprender de esta situación. Objetivamente, es culpa de la Uefa, pero somos muy dependientes de la tecnología”, aseguró.

Puntualizó que “es muy difícil hacerlo sin tecnología en un periodo de tiempo normal, deberíamos ser menos dependientes”.