Con todos los equipos grandes vivos, la Eurocopa comienza los octavos de final

La primera fase se cerró sin víctimas de peso. La Eurocopa pasa de 24 a 16 selecciones, que se enfrentarán del sábado 26 al martes 29 de junio en unos octavos de final por lo general igualados, con dos duelos estelares: Bélgica vs. Portugal y Alemania vs. Inglaterra.

Publicado el
Ya quedó definido la ruta hacia el título de la Eurocopa 2020.
Ya quedó definido la ruta hacia el título de la Eurocopa 2020.

Con este formato de la competición de 24 países, inaugurado en la edición de 2016, el cribado realizado en la fase de grupos es relativo.

Así, todas aquellas selecciones con objetivos ambiciosos para esta Eurocopa se mantienen en la carrera por el título, y la mayoría de los ocho que han regresado a casa son más o menos los imaginados por todos: Macedonia del Norte, Escocia, Hungría, Finlandia o Eslovaquia.

Ha habido no obstante decepciones, como Rusia, la Polonia de Robert Lewandowski, demasiado desasistido sin Arkadiusz Milik, o Turquía, eliminada con tres derrotas y un solo gol anotado.

Robert Lewandowski de Polonia se despidió de la Eurocopa con un doblete ante Suecia. Foto Prensa Libre: EFE.

Otras selecciones han dado un golpe en la mesa, como Italia, que al igual que otras ha disputado en casa los tres partidos de la fase de grupos. Con la confianza desbordada, los ‘Azzurri’ han dado una gran imagen y son claros favoritos en su duelo de octavos en Londres ante Ausrtria.

 

Clásico europeo en Wembley

 

La primera ronda de esta Eurocopa, también marcada por la irrupción de la política en el futbol, como el miércoles cuando Alemania se engalanó con los colores arcoíris en apoyo a la comunidad LGBT para protestar contra una ley húngara considerada homófoba, permitió confirmar algunas evidencias: Bélgica (9 puntos, 7 goles marcados y uno encajado), o Francia, que salió en cabeza del temible grupo F, delante de Alemania y Portugal.

En el ‘grupo de la muerte’, los campeones del mundo franceses destacaron contra Alemania (1-0), antes de sufrir ante Hungría (1-1) y ante los vigentes campeones portugueses (2-2). Finalmente no hubo ningún gigante derribado en este grupo, en el que sólo Hungría no selló el pase a octavos pese a su digna Eurocopa.

Jugadores de Hungría (de blanco) se lamentan después de dejarse alcanzar en el marcador ante Alemania y quedar eliminados. Foto Prensa Libre: EFE.

Los galos se enfrentarán a Suiza el lunes en Bucarest. Tras ver de cerca la eliminación, los alemanes protagonizarán un clásico del fútbol europeo el martes en Londres con Inglaterra, un hueso tras el segundo puesto en el grupo de la ‘Mannschaft’.

Otro choque de octavos entre dos constelaciones de estrellas, Portugal y Bélgica, podría verse como una final (muy) anticipada. La Bélgica de De Bruyne, Lukaku y Hazard contra la Portugal de Ronaldo, ¡cinco goles en tres partidos!, alcanzando el récord de tantos internacionales del iraní Ali Daei (109).

Este partido de altos vuelos iluminará la noche del domingo 27 de junio en Sevilla.

Karim Benzema de France marcó los dos goles con que le empataron a Portugal. Foto Prensa Libre. EFE.

 

Eriksen presente

 

También con pleno de puntos y un potencial ofensivo impresionante, Holanda afronta los octavos de final como el candidato ‘tapado’. El domingo serán favoritos en Budapest ante la República Checa de Patrik Schick, autor ante Escocia del gol del torneo con un globo desde 50 metros.

España, por su parte, ha tardado en despertar, pero lo hizo de forma espectacular barriendo a Eslovaquia 5-0 el miércoles para sellar su billete a octavos. En octavos en Copenhague, la Roja se medirá con la subcampeona del mundo Croacia, otra selección irregular pero que cuenta con el talento infinito de Luka Modric.

Fue precisamente en la capital danesa, sobre el césped del Parken, donde tuvo lugar el momento mas dramático del torneo con el paro cardíaco de Christian Eriksen en pleno partido. Nadie olvidará las imágenes de esos interminables minutos hasta la salida en camilla del jugador del Inter de Milán, consciente y salvado por los médicos.

Esos terribles instantes despistaron a una Dinamarca que perdió sus dos primeros partidos, pero que se recuperó ante Rusia (4-1) para estar presente el sábado en Ámsterdam ante Gales.

Aunque no será el más prestigioso e interesante, será un buen entremés para los otros siete duelos de octavos.