El derbi de Manchester entre el United y el City tiene mucho en juego para ambos protagonistas

Demasiado en juego en el derbi de Manchester. El United recibe al City el miércoles en Old Trafford con la necesidad de borrar su humillación contra el Everton (4-0), inmerso en la lucha por la Champions y con la opción de frenar la carrera por el título de su gran rival.

Los entrenadores Josep Guardiola y Ole Gunnar Solskjaer se verán las caras en el derbi de Manchester. (Foto Prensa Libre: AFP y Manchester United)
Los entrenadores Josep Guardiola y Ole Gunnar Solskjaer se verán las caras en el derbi de Manchester. (Foto Prensa Libre: AFP y Manchester United)

Tras caer eliminado en cuartos de Champions ante el Tottenham, el City afronta este partido aplazado de la 34ª jornada como un paso crucial en su camino hacia el triplete nacional. Ya ganador de la Copa de la Liga y en la final de la FA Cup, el equipo dirigido por Pep Guardiola asegurará renovar el título nacional si gana todos los partidos que tiene por delante.

Dos puntos por detrás del Liverpool en la clasificación con un partido menos, un triunfo ante los Reds Devils devolvería el primer puesto a los Citizens, que afrontarían con ventaja los tres últimos choques de la Premier, ya con las mismas jornadas por jugar que su rival.

Ganar al Burnley, Leicester y Brighton, tres equipos relativamente modestos, serían los siguientes pasos para el defensor del título. En caso de tropezón en Old Trafford, tendría que esperar un paso en falso del Liverpool.

Te puede interesar: El Chelsea empató contra el Burnley y complica su billete a la Champions

“Somos un club que ha crecido mucho en el último decenio y no nos da miedo ir. Antes, podía ser un poco más difícil, ahora los jugadores del City han hecho este partido más equilibrado”, señaló Guardiola este martes.

Sin De Bruyne

Enfrente estará un United que sabe que vencer a su gran rival y dejarle tocado en para la batalla final es el gran remedio para terminar con la difícil resaca de la goleada recibida en Goodison Park.

Al menos contó con el consuelo de que Tottenham, Arsenal y Chelsea, sus rivales por los puestos de Champions, no ganaron, por lo que el naufragio no fue completo.

Pero otra derrota sí que sería casi definitiva. Además abriría las puertas de salida a varios jugadores, después de que el técnico Ole Gunnar Solskjaer pusiera en entredicho el domingo el trabajo y el deseo de algunos.

Lee también: Despiden al director técnico de las selecciones femeninas de Ecuador por acoso sexual

“Tuvimos una reunión después del partido y todos los jugadores estaban muy decepcionados y tocados por esta actuación. El partido contra el City es perfecto. No habrá un lugar donde esconderse en el campo”, dijo el técnico, que reavivó al equipo con su llegada en diciembre, pero que ha encadenado seis derrotas y dos triunfos poco convincentes tras superar los octavos de la Liga de Campeones -eliminación posterior en cuartos la semana pasada contra el Barcelona-.

El City no podrá contar con el belga Kevin De Bruyne, que se lesionó el sábado en la victoria 1-0 ante el Tottenham. “Tiene un problema muscular”, se limitó a comentar Guardiola este martes. “Veremos en los próximos días, pero mañana no estará disponible”, añadió.

Contenido relacionado

> Tite dice que se recuperará y no descarta a Vinicius para la Copa América

> Gareth Bale, del liderazgo demandado a la rampa de salida en el Real Madrid

> El PSG vende mil camisetas conmemorativas de Notre Dame en menos de media hora