El VAR causa polémica por el penalti que favoreció a Inglaterra en la Eurocopa

El triunfo de Inglaterra frente a Dinamarca, camino a la final de la Eurocopa, estuvo marcado por el papel de la tecnología del videoarbitraje (VAR) al convalidar un penalti sobre Sterling, en el final del primer tiempo extra.

Publicado el
Los jugadores de Dinamarca reclaman, después de que se marcó la pena máxima por una supuesta falta contra Sterling. (Foto Prensa Libre: AFP).
Los jugadores de Dinamarca reclaman, después de que se marcó la pena máxima por una supuesta falta contra Sterling. (Foto Prensa Libre: AFP).

El partido entre Inglaterra y Dinamarca finalizó en el tiempo reglamentario igualado 1-1, lo cual obligó a definir el duelo en los tiempos extras. La jugada polémica llegó cuando estaba por terminar el primer tiempo; Sterling cayó dentro del área y el árbitro holandés Danny Makkelie sancionó la pena máxima.

La decisión causó los reclamos de los jugadores de Dinamarca, quienes exigieron la revisión en el VAR, pero después de analizar la jugada se convalidó la decisión.  Al cobro llegó el experimentado Harry Kane, quien en primera instancia falló y en el rebote del portero Kasper Schmeichel logró anotar.

Schmeichel hizo un partido enorme con paradas de gran mérito, hasta que Harry Kane marcó el gol del triunfo inglés en la prórroga (2-1). El portero fue por momentos el héroe del partido, pero terminó desilusionado por la eliminación en semifinales de la Eurocopa, todo un símbolo del sabor amargo para Dinamarca.

Era difícil que los daneses pudieran resistir en Londres los treinta minutos de la prórroga tras el 1-1 con el que finalizaron los noventa minutos reglamentarios, pero Schmeichel lo intentó con todas sus fuerzas.

Dinamarca estaba acostumbrada a luchar contracorriente desde el inicio del torneo, cuando Christian Eriksen sufrió un ataque cardíaco sobre el césped en el primer partido, ante Finlandia, que venció 1-0 contra un adversario todavía con el susto en el cuerpo pese a que el partido se reanudó unas horas después, cuando ya se sabía que el jugador del Inter de Milán estaba consciente.