Ella es Gelareh Nazemi, la árbitra iraní que dirige el juego entre Egipto y Guatemala

La árbitra de la República Islámica de Irán, Gelareh Nazemi, de 39 años, es de los ocho árbitros de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) que fueron designados para la Copa Mundial de Futsal en Lituania 2021. Este 15 de septiembre arbitró el juego entre Egipto y Guatemala.

Gelareh Nazemi, árbrita Fifa, digirió el juego entre Egipto y Guatemala. Tiene 15 años de dedicarse al arbitraje en el futsal. Foto Fifa.com
Gelareh Nazemi, árbrita Fifa, digirió el juego entre Egipto y Guatemala. Tiene 15 años de dedicarse al arbitraje en el futsal. Foto Fifa.com

Hace 15 años comenzó su historia en el arbitraje del futbol de su país, luego dio un salto al futsal iraní, en la Premier League femenina. Desde entonces su carrera no se ha detenido a pesar de las circunstancias que viven las mujeres en su país y de las críticas de los hombres.

Gelareh Nazemi es una verdadera pionera en su tierra natal, la mujer de 38 años ha cosechado las recompensas de elegir romper barreras. Ahora está en Lituania 2021, en la Copa del Mundo de Futsal, pero antes de esto destacó en otros torneos de la Fifa.

Antes de llegar a la Copa del Mundo grabó su nombre en los libros de historia al ser nombrada segunda árbitro de la eliminatoria asiática de la Copa Mundial de Lituania 2021 entre Vietnam y Líbano. Fue el primer paso para estar en la gran cita mundialista de esta disciplina.

Previo a estas competiciones dirigió en el Torneo Olímpico Juvenil de Futsal Femenino en Buenos Aires, Argentina en 2018 entre Portugal y Japón.

También estuvo en el  Campeonato de Futsal Femenino de la AFC, así como en la semifinal de la Eurocopa Femenina de Futsal de la Uefa 2019 entre España y Rusia en Portugal, y en el juego masculino en su país de origen.

La árbitra le contó a la Fifa en su sitio web que hace unos 15 años jugaba al futbol en Irán cuando su hermano, que era árbitro en la SuperLiga, le instó a intentarlo.

“Él dijo: puedes hacerlo, puedes ser uno de los primeros”. En Irán, el primer grupo de árbitras comenzó hace solo 15 años, recordó.

Gelareh Nazemi imparte justicia en el juego Egipto y Guatemala en la Copa del Mundo de Lituania 2021. Foto Fedefut.

Gelareh Nazemi expresó que al principio de su carrera fue duro, “pero como en cualquier otro país, si quieres algo lo suficiente, puedes hacerlo. La gente, especialmente los hombres, ha dicho a menudo que las mujeres no son buenas árbitras. Pero para mantener mi decisión, era importante para mí decirles y demostrarles que podía hacerlo. Lo usé como herramienta motivadora. Y mi hermano y mi familia me apoyaron mucho. Eso fue muy importante”.

Alguna vez pensó en dejarlo por las mismas circunstancias, porque estaba agotada de las críticas. “No tuve ningún apoyo en mi país, pero me hizo más fuerte. Puedes y debes hacer lo que quieras hacer y quería demostrar, especialmente a los hombres, que podía hacerlo. Lo hice sola, lo intenté y lo logré”.

Pero hubo otras colegas que no corrieron la misma suerte. “Sus familias o maridos no lo aceptaron, no entendieron por qué querían viajar solo para arbitrar. Hoy en día, las cosas han cambiado y hay tres divisiones de futbol sala diferentes solo para mujeres. Hay 50 árbitros en la primera división y alrededor de 100 en todo el país”, relató en esa entrevista publicada en 2018.