Empate de Serbia y Portugal termina con polémica por gol no convalidado a Cristiano

Portugal empató 2-2 en su visita a Serbia, este sábado en la segunda jornada del grupo A de clasificación europea para el Mundial-2022, un encuentro en el que los lusos perdieron una ventaja de dos goles y en la última acción pudieron llevarse la victoria, pero la ausencia del VAR lo impidió.

Publicado el
Cristiano Ronaldo  le reclama a los árbitros después de que no se convalidara lo que hubiera sido el tercer gol de Portugal. (Foto Prensa Libre: EFE).
Cristiano Ronaldo le reclama a los árbitros después de que no se convalidara lo que hubiera sido el tercer gol de Portugal. (Foto Prensa Libre: EFE).

La actual campeona de Europa llegó al descanso con dos goles de ventaja, ambos anotados de cabeza, en jugadas casi calcadas, por el delantero del Liverpool Diogo Jota (11 y 36).

Pero cuando Portugal parecía que no iba a tener tantos problemas como en su debut en este clasificatorio, cuando venció por 1-0 a la modesta Azerbaiyán, Serbia reaccionó en el segundo tiempo y logró empatar, con tantos de Alexander Mitrovic, de cabeza (46) y de Filip Kostic, culminando una contra (60).

El castigo pudo ser mayor para la selección portuguesa, que quedó noqueada por los dos goles serbios y que podría haber encajado más de no ser por una gran atajada de Anthony Lopes a disparo de Mitrovic (55).

La selección de Fernando Santos se mostró sin ideas en ataque en el tramo final, a imagen de un disparo lejano de su estrella Cristiano Ronaldo que se marchó muy desviado (75).

Y Serbia, después de igualar una desventaja de dos goles, se conformó con el empate, sobre todo cuando se quedó en inferioridad por la expulsión de Nikola Milenkovic (90+2).

Cristiano Ronaldo salió molesto del campo, después de que los árbitros no marcaran la anotación que significaba el triunfo de Portugal. (Foto Prensa Libre: EFE).

El partido acabó no obstante con la jugada polémica en la que Cristiano Ronaldo superó la salida del arquero Marko Dmitrovic y Stefan Mitrovic sacó la pelota cuando claramente había traspasado la línea de gol… pero el árbitro holandés Danny Makkelie no lo vio, su asistente tampoco y el VAR no se utiliza en esta fase clasificatoria, por lo que el tanto no subió al marcador.

Las protestas le costaron a Ronaldo la tarjeta amarilla, retirándose de la cancha visiblemente molesto y arrojando al suelo el brazalete de capitán.

Portugal deberá olvidarse de este incidente pronto, ya que el martes visitará a Luxemburgo, que este sábado dio la gran sorpresa al vencer a Irlanda en Dublín por 1-0.

Serbia y Portugal lideran el grupo A con 4 puntos, seguido por Luxemburgo (3).