Evra fue expulsado por dar una patada a un aficionado en Guimaraes

El defensa del Marsella Patrice Evra dio una patada a un aficionado que le increpaba durante el calentamiento previo al partido de la Europa League en el campo del Vitoria de Guimaraes, lo que le valió una expulsión, constató este jueves un periodista de la AFP.

Patrice Evra perdió la razón y golpeó a un aficionado. (Foto Prensa Libre: Twitter)
Patrice Evra perdió la razón y golpeó a un aficionado. (Foto Prensa Libre: Twitter)

Antes de esa acción, unas decenas de personas, la mayoría situadas en la zona reservada a aficionados marselleses, increparon al jugador.

Después de una conversación con ellos, Evra reaccionó violentamente con esa patada. Los empleados del estadio intervinieron rápidamente para poner fin al altercado.

Debido a su comportamiento, el árbitro decidió excluir al lateral izquierdo, que no ocupó su sitio en el banquillo en el momento del inicio del partido.

La prensa portuguesa publicó que aficionados del Marsella salieron de la zona que tenían delimitada para intentar saltar al campo. Evra habría acudido a hablar con ellos según esa versión.

Evra fue expulsado del campo luego del incidente con el aficionado.  (Foto Prensa Libre: AFP)

Según la empresa estadística Opta, “Patrice Evra es el primer jugador en ser expulsado antes de un partido en toda la historia de la Europa League“, desde la creación del formato actual en 2009-2010.

Evra, de 36 años, fue muy criticado recientemente por sus actuaciones decepcionantes y se ha visto relegado en la jerarquía del Marsella por detrás del joven Jordan Amavi, de 23 años.

“Pat (Evra) tiene experiencia y no debía reaccionar (a los insultos). Eso está claro”, declaró el entrenador del Marsella, Rudi Garcia, a la televisión BeIN Sports.

“Patrice es un jugador más que experimentado y no se puede responder, evidentemente, a los insultos, por bajos o increíbles que sean, porque vienen de uno de nuestros aficionados”, insistió.

La imagen de la patada de Evra fue muy compartida en las redes sociales, donde las comparaciones eran inevitables con un gesto similar de Eric Cantona cuando jugaba para el Mánchester United.

En enero de 1995, Cantona, conocido por su fuerte personalidad y su carácter volcánico, dio una patada a un aficionado del Crystal Palace que le había insultado. Recibió entonces una suspensión de nueve meses por parte de la Federación Inglesa de Fútbol (FA).