La petición del portero del Troyes que hizo estallar de risa a Neymar del PSG antes de patear un penalti

La imagen le ha dado la vuelta al mundo, y el mismo guardameta contó cual fue la conversación y que fue lo que hizo que el brasileño lo tomara a bien y desató un intercambio de risas.

Publicado el

El empate en el partido del PSG ante el Troyes dejó una divertida anécdota que se produjo en la previa a la ejecución del penal de Neymar con el que estampó el 2-0 parcial del conjunto local en el Parque de los Príncipes.

El astro brasileño, junto al arquero francés Jessy Moulin, se convirtieron en los protagonistas del insólito episodio que se desarrolló a los 25 minutos del primer tiempo con el cuadro parisino en ventaja tras el gol de Marcos Correa al inicio del encuentro.

Tras una falta sobre Kylian Mbappé dentro del área, el ex Barcelona fue el encargado de materializar el penal, sin embargo antes de ejecutarlo mantuvo una amistosa conversación con el guardameta rival que recorrió el mundo. Tras el final, el propio Moulin explicó lo que sucedió.

“Desde ese momento, me preguntan constantemente: ‘¿pero qué hiciste para que Neymar se riera?’. Y francamente, no esperaba eso. Hablé con Neymar como lo habría hecho con cualquier otro jugador y nadie hubiera hablado de eso. Pero es en momentos como este cuando te das cuenta de que Neymar es una superestrella, porque con él todo adquiere proporciones gigantescas”, aseguró el arquero galo en diálogo con Le Parisien sobre ese episodio.

Las cámaras de la transmisión oficial captaron el momento justo en el que el Diez brasileño se acercaba a Moulin para pedirle el balón. “Cuando vi que era penalti, noté que Mbappé se quedó atrás y todos hablaban con Neymar. Así que iba a disparar. Yo tenía la pelota en mis manos y me dice ‘¿Me la puedes dar por favor?’”, explicó el futbolista de 36 años.

Fue en ese momento cuando intentó desestabilizarlo mentalmente con un divertido pedido: “Ney, si lo paro soy una estrella. Por favor, al menos dime a qué lado vas a tirar. Están mi madre, mi padre, mis hermanos y mi mujer mirando y me gustaría que estuvieran orgullosos de mí”.

Neymar terminó dejando parado al guardameta que no pudo adivinarle el disparo.

“Insistí en mostrarle dónde estaban mis seres queridos en la grada, diciéndole que estarían muy orgullosos de mí. Entonces me dice: ‘Tú, dime hacia dónde vas a tirarte y te diré hacia dónde voy a tirar yo. Elige un bando y te lo contaré todo’”, fue la respuesta que recibió el arquero francés.

Acto siguiente, “le digo que no, que no puedo hacer eso. Todo esto mientras me divertía porque no había jugadores ni de mi lado ni del de él. Fue solo un buen momento de relajación durante un juego. Entonces, el árbitro me pidió que fuera a colocarme y así lo dejamos. Pero nos reímos mucho durante dos minutos”, sentenció Moulin sobre el episodio que ahora recorre el mundo.

Sin embargo, el arquero reconoció a Le Parisien que sólo contó el 80% de la conversación: “Si dijera todo la gente no me creería. El resto me lo guardo”.

Con respecto al disparo, que terminó siendo el 2-0 parcial para el PSG, explicó que, “cuando Neymar lanza sus penaltis mira mucho al portero. Así que traté de molestarlo el mayor tiempo posible. Me dije que como habíamos hablado de los lados, lo iba a poner en el medio. Estuve mucho tiempo en el medio, pero Neymar es demasiado fuerte. Se las arregló para cambiar de bando en el último momento. Sus penaltis son realmente increíbles”.

Finalmente, comentó que tras el final del encuentro se abrazaron con una pequeña sonrisa dibujada en sus caras. “Ahora hay algo entre nosotros. Entendió que no quería molestarlo y que fue muy amable y respetuoso. Al final, ni siquiera traté de desestabilizarlo. Era solo un buen momento sin nada deshonesto”, sentenció.