Lazio y Milan empatan y acercan el título a la Juventus

El Juventus Turín ya acaricia su noveno título liguero consecutivo, al sumar ocho puntos de ventaja sobre el Lazio, segundo, tras una trigésima segunda jornada de la Serie A en la que el Nápoles y el AC Milan firmaron tablas 2-2 este domingo y se mantuvieron en puestos de Liga Europa y en la que la lucha por el descenso aumenta de intensidad.

La Juventus de Turín se acerca al título, noveno de forma consecutiva. Foto Prensa Libre: EFE
La Juventus de Turín se acerca al título, noveno de forma consecutiva. Foto Prensa Libre: EFE

Tras un sábado en el que un doblete de penalti del portugués Cristiano Ronaldo salvó al Juventus contra un enorme Atalanta 2-2, tercero, y le dejó a un paso del título, el domingo italiano fue iluminado por el clásico Nápoles-Milan.

Se midieron el Nápoles de Gennaro Gattuso, exbandera del Milan, y un conjunto milanista en gran forma, que llegó al San Paolo napolitano tras sumar cuatro victorias y un empate en los últimos cinco partidos.

El resultado fue un empate 2-2 que mantuvo sin variaciones las posiciones en la tabla. El Nápoles, campeón de la Copa Italia y ya clasificado para la próxima Liga Europa, sigue sexto y el Milan es séptimo, posición que también vale un billete para la próxima competición continental.

Fue el Milan en golpear primero. Lo hizo con un golazo del francés Theo Hernández, óptimo en la banda izquierda, pero el Nápoles reaccionó y, con la ayuda de un meta Gianluigi Donnarumma, dio la vuelta al marcador con dianas de Giovanni Di Lorenzo y el belga Dries Mertens, a pase del español José Callejón.

El duelo parecía poder premiar al Nápoles, pero una clara falta del serbio Nikola Maksimovic a Giacomo Bonaventura provocó el penalti que el marfileño Frank Kessie, especialista, transformó para el definitivo 2-2 a falta de veinte minutos para el final.

Los otros encuentros disputados este domingo certificaron que la lucha por mantener la categoría arde: el Génova ganó 2-0 el choque directo ante el colista Spal, ya con pie y medio en la Serie B, y salió de la zona roja a costa del Lecce, que empató 0-0 en el campo del Cagliari.

En el estadio Marassi de Génova, el conjunto local, con el colombiano Cristian Zapata de titular, disputó un partido sólido y lo decidió con goles del macedonio Goran Pandev y el danés Lasse Schone, con una excelente falta directa.

El español Iago Falque, que asistió en el gol del 1-0, falló una pena máxima que pudo hacer más contundente un triunfo fundamental para el Génova, que consiguió superar a un Lecce vivo, que lo dio todo en Cagliari y que solo se topó con una gran actuación del meta Alessio Cragno.

El Lecce es antepenúltimo y está ahora a un punto de distancia del Génova, cuando faltan seis jornadas para el final. La lucha por la permanencia afecta sobre todo a estos dos equipos, pues el Spal, colista, y el Brescia, penúltimo están respectivamente a once y a nueve puntos de la permanencia.

Sin embargo, tampoco el Torino, que visita este lunes al Inter de Milán, cuarto, y el Udinese, que perdió este domingo en casa ante el Sampdoria (3-1), pueden vivir el tramo final de temporada con tranquilidad.

El Udinese del argentino Rodrigo De Paul suma seis puntos de ventaja sobre la zona roja, pero perdió una gran ocasión para escaparse de forma definitiva. Se adelantó gracias a Kevin Lasagna, pero fue remontado por el Sampdoria con goles de Fabio Quagliarella, Federico Bonazzoli, con una espectacular chilena, y Manolo Gabbiadini.

Udinese y Sampdoria, entrenado por Claudio Ranieri, comparten ahora la decimocuarta plaza, con 35 puntos.

En la zona central de la tabla, el Fiorentina, con el argentino Germán Pezzella y el chileno Erick Pulgar de titulares, empató 1-1 contra el Hellas Verona gracias a un gol en el último suspiro de Patrick Cutrone, tras la ventaja visitante anotada en la primera mitad por Davide Faraoni.

El cuadro toscano es decimotercero mientras que el Hellas Verona es noveno, ya con pocas opciones de alcanzar una plaza en las próximas copas europeas, pese a ser protagonista de una excelente campaña, empezada como recién ascendido.