Luis Suárez protagoniza una campaña solidaria de la Fundación del Barcelona

El delantero del Barcelona Luis Suárez puso en marcha una campaña solidaria para recaudar fondos para la Fundación de la entidad azulgrana, que hará posible que un aficionado pueda conocerle y tener la posibilidad de pararle unos penaltis.

Luis Suárez compartió en sus redes sociales la iniciativa con la que apoya a la fundación del Barcelona. (Foto Prensa Libre: Twiiter Luis Suárez)
Luis Suárez compartió en sus redes sociales la iniciativa con la que apoya a la fundación del Barcelona. (Foto Prensa Libre: Twiiter Luis Suárez)

Con donaciones a partir de €5, todo el mundo puede participar en el sorteo para ganar un pase para dos personas y conocer al punta uruguayo, pararle unos penaltis y quedarse con una chaqueta del mismísimo Suárez, firmada por él.


Aquellos que quieran participar en el sorteo deben entrar en BidAway.com y donar su dinero. Por cada donación de €5  obtendrán una papeleta para el sorteo, aunque también pueden conseguirse premios seguros, en función de la cantidad aportada: desde camisas oficiales, hasta zapatillas y un traje firmado o una cena con Suárez, entre otros.

Además, los que participen en la campaña hasta el 17 de mayo, entrarán en otro sorteo de un abrigo usado y firmado también por el delantero del Barcelona.

Lee también: Higuaín y Dybala le ponen ritmo al festejo de la Juventus

El dinero recaudado a través de las donaciones realizadas se destinará a la Fundación del FC Barcelona y su programa FutbolNet Inclusión, una iniciativa que utiliza el futbol como herramienta de reflexión y agente de cambio para mejorar la vida de niñas, niños y jóvenes que se encuentran en contextos vulnerables.

La campaña está activa hasta el 6 de junio y el ganador se anunciará el 13 de junio en las redes sociales.

Contenido Relacionado: 

> Los hermanos Gasol se suman a la noble causa de Messi y Suárez
> Messi, Suárez, Márquez y otros deportistas se unen contra el cáncer infantil
> PSG: Neymar “se quedará” en el equipo con una seguridad de “Dos mil por ciento”