Neymar declara en Río de Janeiro por supuesto delito cibernético

El delantero del París Saint Germain (PSG) Neymar llegó este jueves a una comisaría de Río de Janeiro para prestar declaración en una investigación por un supuesto delito cibernético tras divulgar en las redes sociales una conversación y fotos íntimas de una mujer que le acusa de violación.

Neymar a su llegada a la comisaría donde declaro por el caso en el que se le acusa de haber difundido imágenes de contenido sexual. (Foto Prensa Libre: AFP)
Neymar a su llegada a la comisaría donde declaro por el caso en el que se le acusa de haber difundido imágenes de contenido sexual. (Foto Prensa Libre: AFP)

Neymar llegó en silla de ruedas a la comisaría, tras sufrir la víspera una lesión en el partido amistoso que Brasil ganó Qatar por 2-0.

El jugador, de 27 años, era esperado por decenas de niños a las puertas de la comisaría, mientras que en su interior fue abordado por una multitud de periodistas que dificultaron su paso.

El atacante fue llamado a declarar por la Comisaría de Represión de Crímenes Informáticos después de publicar el sábado un vIdeo en sus redes sociales en los que mostraba la conversación mantenida con la joven que le acusa de violación y agresión y en la que aparecen fotos íntimas de la misma, aunque levemente difuminadas.

Con el mensaje, el atacante quiso demostrar que la mujer mantuvo un trato normal después del encuentro sexual y, según él, supuestamente consentido que tuvo en un hotel de París el 15 de mayo, fecha en la que la mujer afirma haber sido violada y agredida.

Te puede interesar: ¿Quién es el jugador ideal para sustituir a Neymar en Brasil?

Tras la publicación del vIdeo, que fue eliminado por Instagram por violar las normas de la red social, las autoridades abrieron una investigación contra Neymar por crímenes virtuales.

En Brasil es delito ofrecer, compartir, transmitir, vender, distribuir, publicar o divulgar imágenes o vIdeos de contenido sexual por cualquier medio sin el consentimiento de la víctima, con una previsión de pena de uno a cinco años de cárcel, tiempo que puede aumentar en caso de que la persona lo haya hecho por venganza o humillación tras haber mantenido una relación sexual.

Neymar Santos, padre del jugador, afirmó en una reciente declaración que prefería que su hijo fuera imputado por un delito cibernético que un por uno de violación.

La estrella de la Canarinha, que ha sido desconvocada tras la lesión sufrida la víspera, tiene otra investigación abierta en Sao Paulo por la supuesta violación a la mujer con la que se encontró en París.

Lee también: “Él estaba agresivo”: Brasileña que acusa a Neymar de violación habla por primera vez

La modelo ofreció la víspera una entrevista al programa ‘Conexao Reporter’, del canal SBT, en la que admitió que viajó a París para mantener relaciones sexuales con el delantero, pero cambió de opinión en el último momento al no tener preservativos.

Ella es la modelo Najila Trindade Mendes de Souza, quien acusa a Neymar de violación. (Foto Prensa Libre: AFP)

Alegó que fue víctima “de agresión junto a violación” por parte del delantero, argumentos que ratificó en otra entrevista concedida al canal TV Récord, en la que también afirmó que viene sufriendo “amenazas” de “personas poderosas y abogados”.

El abogado de la mujer Danilo García de Andrade compareció este jueves a una comisaría de Sao Paulo e informó que su clienta prestará mañana una nueva declaración ante las autoridades después de posponer su declaración, prevista inicialmente para este jueves.

García de Andrade asumió la víspera la línea de frente de la defensa, mientras que la abogada Yasmin Pastore Abdalla, que comenzó a representarla tras la renuncia del caso por parte de un primer grupo de juristas, se mantendrá en el equipo asesor de la modelo.

Contenido relacionado

> Neymar se lesiona en amistoso Brasil – Qatar y no podrá jugar en la Copa América

> La madre de Neymar le pide “perdonar” a la mujer que lo acusa de violación

> Neymar fue citado por la Policía de Río de Janeiro para declarar en caso de presunta violación